Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Patrimonio y arte efímero, en consonancia

    ‘A Cel Obert’. En la novena edición del festival se pueden visitar quince instalaciones en Tortosa y la EMD Jesús

    09 octubre 2022 10:50 | Actualizado a 09 octubre 2022 10:56
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Con la mirada puesta en el cielo, pero sin perder de vista el deslumbrante valor del patrimonio arquitectónico en consonancia con el arte efímero, el viernes se inauguró la novena edición del festival A Cel Obert. Hasta este domingo, 9 de octubre, se pueden visitar quince instalaciones, trece en el núcleo antiguo de Tortosa y dos en la EMD de Jesús cuyo hilo conductor es el ritmo. Una armonía que se inspira en la conmemoración del centenario de la muerte del músico y compositor de Tortosa Felip Pedrell. De este modo, el festival transforma espacios históricos en escenarios de creaciones artísticas, pensadas por profesionales del mundo del arte, la arquitectura y el diseño.

    El festival coincide con la celebración de las Jornadas Europeas de Patrimonio. Por ello, se han programado actividades gratuitas durante estos días.

    La música de Pedrell se materializa en la plaza Sant Joan a través del proyecto ideado por la Escola per l’Art i la Cultura de la Diputació en Tortosa. Así, las manos de los escultores Sergi Ramírez y Montserrat Cuesta, de Arenas Posibles, junto a las de los jóvenes, niñas y niños del núcleo antiguo de Tortosa y el apoyo del Grup Esplai Blanquerna, han sido las encargadas de dar volumen -utilizando seis toneladas de arena- a las notas y acordes de una partitura del compositor. «Qué más efímero que la arena», comentaba ayer Montserrat Cuesta, quien destacaba que «la dificultad de este proyecto minucioso son las dimensiones, porque la plaza es muy grande, además de trabajar a contrarreloj y de la climatología».

    Por su parte, la directora de la Escola per l’Art i la Cultura, Pili Lanau, comentaba a pie de la escultura que «el proyecto también surge con motivo de la celebración del setenta aniversario de la Escola per l’Art i la Cultura, cuyo ADN es la dinamización, formación y educación, y por ello queríamos sumarnos a la celebración de A Cel Obert».

    Al mismo tiempo, del proyecto reconocía que «nos hacía mucha ilusión que fuese una iniciativa colaborativa entre todas las personas que habitamos la plaza Sant Joan. Así, surgió la idea -basándose en el concepto de ritmo y la figura de Felip Pedrell-, ya que nos encontramos en la plaza donde está la casa natal del compositor». Por último, puso en valor que «el proceso de creación de Sergi y Montserrat incorpora el aprendizaje, es decir, además de materializar la escultura, los niños y adolescentes han podido conocer cómo trabajan».

    $!En los Reials Col·legis se puede visitar ‘A ritme de colors’. FOTO: J. Revillas

    En cambio, la naturalidad de un tejido como el tul es lo que cautivó a Pablo Cros (Cartagena). A ritme de colors es la instalación escultórica que albergan los Reials Col·legis. «Es como un cuadro tridimensional compuesto por un centenar de telas de tul, de colores y transparentes, sujetas a las columnas del primer piso del patio, y en el que el propio espacio es el marco de la obra», explicaba el artista mientras retocaba los últimos detalles. El viento da ritmo a las telas, mientras que los colores se sincronizan aleatoriamente para conformar una danza, lo que invita al público a disfrutar de una experiencia visual inmersiva.

    $!‘Batec’ es la instalación de la Escola d’Art i Disseny d’Amposta. FOTO: J. Revillas

    Igual de cautivadora es la instalación diseñada y desarrollada desde la Escola d’Art i Disseny d’Amposta (ESARDI), con la coordinación de los profesores Jordi Martínez, Marian Marín y Jordi Talarn, y la colaboración de un grupo de alumnos y alumnas. «El Pati del Convent de la Puríssima Concepció Victòria es el corazón del edificio, que a su vez forma parte del núcleo antiguo de la ciudad, que es el corazón de Tortosa. Por ello, inspirados en este ritmo vital, la propuesta evoca el latido de ambos corazones. El resultado son cuatro esferas unidas que cuelgan del patio y que tienen un sistema por el cual se iluminan, reproduciendo la circulación de la sangre por su interior», explicó Jordi Martínez.

    De este modo, Batec da vida al espíritu del festival A Cel Obert, y que no es otro que «descubrir o redescubrir el valioso patrimonio arquitectónico».

    Comentarios
    Multimedia Diari