Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Sebastián Yatra: «La música convierte el alma de las personas en eterna»

El compositor colombiano actuará en la Tarraco Arena este sábado, 2 de julio, para hacer disfrutar al público con su gira ‘Dharma’

| Actualizado a 29 junio 2022 15:46
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El cantante y compositor colombiano Sebastián Yatra ha regresado a España para presentar su gira Dharma, con la que hará parada en la Tarraco Arena (Tarragona), este sábado 2 julio. Un concierto único e inolvidable (el recinto abrirá sus puertas a las 19 horas), que hará vibrar al público asistente con la compañía de su banda al completo y un cuerpo de baile espectacular. Los fans podrán disfrutar tanto de los grandes éxitos del colombiano, como son Robarte un Beso, Traicionera, TBT, Chica Ideal o Pareja del Año, así como de sus canciones más recientes que conforman el nuevo álbum, entre los que destaca Tacones Rojos, que ha conquistado a su público convirtiéndose en uno de los éxitos de 2021 y 2022.

¿Con qué sensaciones llegará al escenario de la Tarraco Arena después de meses de gira internacional?

Con toda la emoción del mundo. Visitar España es inolvidable para mí porque es un país del cual estoy enamorado. Por primera vez actuaré en Tarragona, en el escenario de la Tarraco Arena. Será muy emocionante y una oportunidad para disfrutar del presente con mucha ilusión.

¿Qué tiene de especial la gira ‘Dharma’ después de dos años arrastrando la pandemia?

La gira Dharma es totalmente distinta a todo lo he hecho hasta ahora y se ha visto en directo, desde la producción hasta los efectos visuales, pasando por los arreglos, las coreografías... Además, estoy mucho más involucrado con la banda. Por todo ello, más que un show para verme a mí, siento que la gira Dharma es un espectáculo para que el público pueda verse reflejado en todas estas emociones, para bailar, reír, llorar, perdonar, pedir matrimonio, para empezar un nuevo capítulo... Siento que Dharma tiene un toque terapéutico, como una experiencia de vida, por lo que quienes me acompañen en Tarragona, se llevarán una bonita enseñanza y yo también aprenderé de ellos.

Podremos seguir su recorrido artístico al ritmo de sus primeras canciones y éxitos más recientes como ‘Tacones Rojos’. ¿Cómo describiría su evolución?

Siento que he crecido muchísimo y que estoy en mi mejor momento como compositor, también en el ámbito musical y en el escenario como frontman. En este sentido, la música es mi pasión y me ha ayudado a crecer como ser humano, que es mi prioridad. Amo la música, pero nunca cambiaría mis valores ni mi parte humana.

De su faceta como compositor, ¿en qué momento se encuentra y cómo disfruta del proceso?

Del momento de componer, me encanta poder plasmar una emoción específica, es decir, dejar marcado un momento de mi vida en una canción. Las mejores canciones las escribo cuando no estoy pensando en el fin, sino que disfruto de las emociones. Por ello, últimamente escribo temas en una sentada, guitarra en mano. Estoy en ese punto de conexión que me hace sentir feliz y agradecido de seguir teniendo la inspiración para poder contar las cosas que me pasan, que al final son las que les ocurren a muchas otras personas y con las que se pueden sentir identificadas.

¿Este tercer álbum, ‘Dharma’, es más autobiográfico?

Sí, lo es bastante, aunque hay algunas canciones que son historias de aquellas personas con las que las escribí.

Una vez tiene la letra de las canciones, ¿cómo escoge el género que mejor se le adapta, ya que en su discografía hay desde reggaetón hasta baladas, pasando por la cumbia o la rumba flamenca?

La letra, la melodía y el género se construyen juntos. A veces, tengo un concepto del que quiero hablar y pienso en qué ritmo puede ser el mejor; otras veces me inspiro en qué no he hecho o en qué me emociona a la hora de escribir. Por ejemplo, en la canción Dharma, una colaboración con Rosario Flores y Jorge Celedón, quería escribir sobre qué hace uno bien para merecer algo. Entonces, los productores con los que trabajaba me sugirieron fusionar vallenato y rumba flamenca. Al día siguiente, al llegar al estudio, ya sabíamos lo que queríamos hacer, el mensaje que queríamos transmitir y cómo queríamos que se llamase la canción.

En sus letras hace gala de su honestidad.

Mi música no la hago solo para mí, sino para muchas otras personas con la intención de que me escuchen. Entonces, debo ser honesto. Es importante que las personas sientan que sus sentimientos son normales y que pueden sacarlos a la luz, desde la pena hasta las inseguridades, así como los miedos, los pensamientos negativos... Todavía hay mucha gente con miedo a aceptar que esto también le pasa.

Usted no ha tenido reparo en reconocer públicamente que ha pedido ayuda en este sentido.

Ir a terapia, hacer yoga y meditación ha sido la mejor decisión que he tomado. Es muy importante tener una base mental y una educación emocional fuerte, para afrontar el mundo en el que vivimos y en el que hay mucho en lo que agarrarte para pensar negativamente. Siempre me puedo comparar con otros artistas, actores o con alguien de la calle, ya que hoy en día nos comparamos constantemente con una pantalla y vemos constantemente lo que no somos y lo que sí que es otra gente. Es muy complejo si no tienes claro quién eres y tus valores, es decir, una seguridad emocional y una autoestima blindada.

Se habla mucho del Karma, pero no del Dharma. ¿Qué debemos aprender?

El Karma son las cosas que te pesan, que te duelen y lo que la vida te devuelve según lo que has hecho. Son esas lecciones de vida que van atadas al miedo, a las expectativas y a las ganas de tener todo bajo control, hasta que aprendes la lección y eres capaz de cambiar las cosas. Cuando haces estos cambios, eres capaz de entrar en un nivel de conciencia distinto, el Dharma, es decir, la aceptación de la realidad. Una vez empiezas a aceptarla, a dejar de querer tener el control y soltar las expectativas y el miedo, dejas entrar el amor y la luz en tu interior, y empiezas a vivir la vida en el presente, sin la ansiedad de lo que pasará en el futuro o con la tristeza de lo que pasó en el pasado. Tener esta perspectiva no quiere decir que no sienta ansiedad o tristeza por momentos, ya que los pensamientos negativos vienen como una manada, pero lo importante es aceptarlos y no mentirnos a nosotros mismos.

En medio de una gira, ¿cuándo siente la necesidad de ‘parar’ qué hace?

Practico yoga y hago mucho ejercicio. También hablo con Dios todas las noches y todas las mañanas.

Hace unos meses actuó en la gala de los Oscars. ¿Cuándo uno pisa ese escenario siente que ya está más cerca de haberlo logrado todo en su carrera?

Sientes como si te saltases un montón de pasos para llegar a una cima muy loca, en la que estás de visita. Tampoco puedes creer que por cantar en los Oscars, ya está todo dado para siempre. Lo valioso es haber podido estar ahí y es una experiencia que irá conmigo para siempre. Ser capaz de seguir con la gira Dharma, darle el mismo valor y seguir impresionándome en cada actuación también es lo más importante para seguir abriendo más puertas y disfrutar de más experiencias.

En su debut en ‘La Voz Kids’. ¿Qué ha querido transmitir a los jóvenes talentos?

Será tu temporada favorita (risas). Todo lo que quiero transmitir a los niños es que disfruten, porque son personitas muy talentosas y con corazones muy puros, por lo que tengo una responsabilidad enorme.

Teniendo en cuenta su experiencia y su filosofía de vida, ¿qué le gustaría aportar a los pilares de la música latina?

Me considero buen músico y compositor, pero hay otros miles de artistas igual de tremendos. Quiero dejar un mensaje de amor, cariño, respeto..., es decir, transmitir mensajes lindos a través de las canciones, pero también a través de mis acciones diarias, concienciando sobre la importancia de la educación emocional entre los jóvenes, de la preservación del medio ambiente... Me gustaría dejar algo más en el aspecto espiritual y humano, ya que las canciones viven para siempre. El día que yo no esté podré seguir acompañando a las personas con mis canciones. Ahí estará mi energía y lo que sentí al escribirlas, porque la música convierte el alma de las personas en eterna.

Comentarios
Multimedia Diari