Más de Deportes

Albarrán y Oliva regresan a su cénit

Los dos jugadores granas explotaron en las filas del Badalona, rival de mañana

JUANFRAN MORENO MARCELO

Whatsapp
Gerard OIiva en el partido de la semana pasada ante el Barça B. FOTO: PERE FERRÉ

Gerard OIiva en el partido de la semana pasada ante el Barça B. FOTO: PERE FERRÉ

Badalona nunca será un territorio intrascendente para Carlos Albarrán y Gerard Oliva. Ambos comparten pasado en una ciudad y un equipo que siempre tendrá un hueco especial en sus corazones. Allí explotaron como futbolistas y dieron un paso adelante para, entre otras cosas, poder militar hoy en día en uno de los gigantes de la categoría de bronce como es el Gimnàstic de Tarragona. Los dos son referentes en el once inicial de Toni Seligrat y acudirán mañana como dos de las grandes amenazas contra su exequipo.

Albarrán es el dueño y señor del lateral derecho del Nàstic durante la última temporada y media. Nacido y criado en Badalona, para él será un muy partido especial, ya que jugará en su tierra y ante su exequipo en el que alcanzó un rendimiento tan brillante que el conjunto grana no dudó en apostar por sus servicios. Fue hace dos veranos cuando la entidad tarraconense aprovechó que Albarrán finalizaba contrato para lanzarse a por él.

Las dos grandes temporadas en el Badalona (2017-2018 y 2018-2019) en las que fue indiscutible en el carril diestro en el que aportó fiabilidad defensiva y goles fueron claves para convencer a la dirección deportiva que era el jugador ideal para ocupar el carril derecho en los próximos años. El tiempo les ha terminado dando la razón, ya que Toni Seligrat está encantado con su rendimiento y no ha dudado en afirmar en alguna ocasión que se trata del mejor lateral derecho de la categoría. No son palabras que haya dicho por decir porque si algo ha demostrado el técnico valencia es confianza en el jugador de Badalona.

Sin ir más lejos, no fue un comienzo de temporada fácil para Albarrán cuando sumó tres tarjetas rojas casi de manera consecutiva. Aquella podría haber sido una excusa evidente en la que arroparse y sacarle del once. Sin embargo, Seligrat no tuvo dudas y las tres veces que cumplió la sanción regreso a la titularidad como si nada hubiese pasado. Lo cierto es que el lateral derecho ha respondido a la confianza de su entrenador y en las últimas semanas ha sido clave en los goles granas, repartiendo cuatro asistencias en dos partidos. Y es que la conexión Albarrán-Brugui es una de las grandes noticias para el Nàstic esta temporada que no duda en volcar el juego a la derecha durante muchas fases del partido.

Gerard OIiva en el partido de la semana pasada ante el Barça B. FOTO: Pere Ferré

Gerard Oliva es el otro jugador del Nàstic que guarda un bonito recuerdo de Badalona. El ariete de Riudecanyes solo estuvo una temporada en Badalona pero lo cierto es que su rendimiento fue excelente y su figura se asocia al gol de manera automática. Fue en la temporada 2016-2017 en la que el delantero tarraconense militó allí y lo hizo anotando 22 goles (18 en liga y cuatro en Copa). Unos registros demoledores que le permitieron dar el salto a clubes más importantes de la categoría y el extranjero.

Manolo González era en ese momento y lo es a día de hoy el entrenador del Badalona. Un técnico que suele apostar por un sistema de cinco defensas en el que Gerard Oliva explotó. Ese 5-3-2 en el que arropaba González al Badalona fue clave para un delantero de Riudecanyes que se sintió como pez en el agua en ese juego intenso, vertical y por bandas por el que se apostaba. Los números no engañan y allí Oliva alcanzó su mejor marca goleadora de toda la temporada.

Albarrán y Oliva regresarán mañana al Nou Estadi Municipal de Badalona, un escenario en el que solo dibujan sonrisas cuando recuerdan todas sus aventuras en él. Ahora regresarán como visitantes con la camiseta del Nàstic y conscientes de que allí no se regala nada.

Temas

Comentarios

Lea También