Más de Deportes

Albert Virgili: Con el gol en las botas

El delantero, ahora jugador del Tortosa CD, destaca por su capacidad goleadora y ha militado en equipos como el Nàstic, la Pobla de Mafumet y el Ascó

Gerard Virgili

Whatsapp
Albert Virgili, en una imagen del pasado sábado en Cambrils. Foto: alba mariné

Albert Virgili, en una imagen del pasado sábado en Cambrils. Foto: alba mariné

Albert Virgili tiene 34 años y milita actualmente en las filas del Tortosa, equipo líder de Segunda Catalana, donde es ‘pichichi’ tanto del conjunto como de la categoría. Es humilde y, aunque asegura que nunca se ha fijado en las estadísticas individuales, los números están ahí: el delantero tarraconense está promediando más de un tanto por partido en lo que va de temporada, sumando hasta la fecha un total de 20 dianas.

Su relación con el gol viene de lejos, y es que desde que empezó a jugar en la cantera del Nàstic destacó gracias a su facilidad para resolver entre los tres palos. Durante su etapa como juvenil en el club grana llegó a firmar 47 tantos en una campaña, siendo así el máximo goleador del curso con diferencia.

Uno de los periodos más especiales de su carrera llegó al abandonar el fútbol base, cuando el Gimnàstic decidió cederlo al Universidad de Zaragoza. Albert recuerda esta primera salida de casa como una aventura en la que se dio cuenta de las exigencias del fútbol profesional al aterrizar en un conjunto con las mismas horas de entrenamiento que el primer equipo de la capital aragonesa. Fue allí donde conoció a otros jugadores como Sergio Castaño o Philippe Toledo, con los que a día de hoy sigue manteniendo una estrecha amistad.

Su paso por distintos equipos de categorías menores le hicieron tener los pies en el suelo y volver a jugar cerca de casa: en la Pobla de Mafumet, donde se iniciaba un proyecto con caras conocidas para él. Albert Virgili encontró un equipo en el que pudo compaginar el fútbol con el negocio familiar. En la Pobla jugó un total de cinco años a lo largo de dos etapas y contribuyó al ascenso del club a Tercera División. Con el tiempo se ha convertido en el conjunto que más le ha marcado: «En la Pobla estoy como en casa. Ahora vivo allí y es donde tengo a mi mujer y a mi hijo».

Su paso por la Pobla, aunque también contó con alegrías, estuvo marcado por una lesión que le mantuvo apartado durante diez meses de la competición. Cuando volvió a estar listo para jugar, un entrenador con el que había coincidido en el fútbol juvenil le propuso un cambio de aires radical: «Conocí a Josep Gombau cuando yo aún estaba en la cantera del Nàstic y él de técnico en Amposta», explica Virgili. «Me comentó que se marchaba a entrenar a un club chino, el Kitchee F.C., y que si quería sumarme al proyecto. En ese momento de mi carrera me pareció una buena idea».

Albert destacó como ‘pichichi’ de la liga de Hong Kong pese a permanecer solamente seis meses en el país asiático. Aunque le gustó la experiencia de jugar tan lejos de casa, no encontró en el fútbol chino la exigencia de la competición a la que estaba acostumbrado: «A nivel futbolístico la liga estaba entonces muy limitada», asegura el tarraconense.

Tras su periplo en el extranjero, Albert Virgili pasó tres años en el Ascó, tiempo que le bastó para convertirse en el máximo anotador de la historia del club con 33 dianas. Pese a que el nuevo entrenador del equipo, Santi Castillejo, contaba con él, Virgili prefirió cambiar de club debido a que no podía compaginar bien el fútbol con su actual trabajo.

Como sus ídolos, que confiesa que son Raúl González y Laudrup, Virgili tiene una facilidad para marcar con regularidad que ha mantenido a lo largo de su carrera. Ahora, como delantero del Tortosa, sigue destacando como ‘pichichi’ de la categoría y se siente cómodo en este equipo que actualmente lidera la clasificación con autoridad. «Este año tenemos un muy buen proyecto y lo tenemos todo para cumplir con los objetivos. El Tortosa está muy por debajo de donde merece estar», comenta Virgili.

Aunque asegura que aún le quedan años como futbolista, Albert Virgili no descarta dedicarse al fútbol como técnico en un futuro. Ya tiene experiencia en la gestión deportiva como coordinador del Pobla de Mafumet, y pretende mantenerse vinculado al club en un futuro. Su condición de delantero, sin embargo, nos permitirá aún verlo algún año más con el gol en las botas.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También