Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Álvaro García, un amor de hechos y no palabras

El jugador que se mide al Reus este lunes rechazó marcharse al Getafe en verano y renovó con el Cádiz hasta el 2022

Juanfran Moreno

Whatsapp
Álvaro García celebra un gol con el Cádiz. Foto: Diario de Cádiz

Álvaro García celebra un gol con el Cádiz. Foto: Diario de Cádiz

Álvaro García tuvo pie y medio fuera del Cádiz este mercado estival. El Getafe andaba decidido a sacar de ‘La Tacita de Plata’ al extremo utrerano. Bordalás, técnico azulón, estaba como loco por tener en sus filas a un futbolista de tal calibre. Por ello, el Getafe se plantó en los últimos días de mercado con una oferta de cuatro millones de euros sobre la mesa. Una auténtica barbaridad para el mercado de Segunda. El Cádiz se remetía a los seis millones de euros que figuraban en la cláusula del futbolista.

El jugador de Utrera vislumbraba un horizonte incierto. La oportunidad de jugar en Primera División era de lo más tentadora, pero abandonar al Cádiz era ir en contra de lo que dictaba su corazón. El desconcierto era absoluto. Tanto, que llegó a no entrenar el último día de mercado bajo las órdenes de Álvaro Cervera. No tenía la cabeza para ello.

La salida al Getafe sólo se iba a producir si Álvaro García forzaba más la situación. Es decir, tenía que declarar con firmeza su deseo de abandonar el Cádiz. El tiempo corría en su contra. Era el momento de tomar una decisión. El utrerano se dejó guiar por sus sentimientos. Tomó una decisión incomprensible para muchos. Renunciaba a la Primera División. Quería seguir siendo el estandarte del Cádiz.

Álvaro García le declaraba su amor al conjunto gaditano con hechos y no palabras. El utrerano concibe el Carranza como un escenario predilecto para felicidad. En él destapa todo su fútbol. Hablamos de un futbolista con una capacidad para desequilibrar innata. Se abraza al vértigo con una facilidad imponente. 

El Cádiz no tuvo reparos a la hora de agradecer el gesto del futbolista ya con el mercado de verano cerrado. Anunció la renovación de Álvaro García hasta el 2022 con un aumento de sueldo importante. Además, la cláusula pasaba a ser de ocho millones en Segunda y de quince millones  de euros en caso de que el Cádiz ascienda a Primera.

Celebró su renovación una actuación antológica frente al Nàstic. Sentenció el encuentro con un gol que reflejaba a la perfección lo que es Álvaro García. Una galopada por la izquierda incesante que culminaba con un zurdazo imparable. Rompió a llorar en la celebración del gol. El Carranza se rendía a su héroe. En aquel momento, el futbolista de Utrera supo que había tomado la decisión correcta.

El desenlace del encuentro iba a tener un sabor amargo. Álvaro García se lesionaba de la rodilla en un choque con Eddy Silvestre. Aquello iba a suponer un periodo de baja de tres semanas. No lo acusó su fútbol. Regresó al nivel excelso en el que anda instalado. Por ello es un futbolista indispensable en los planes de Álvaro Cervera. Ante el Reus buscará volver a bailar al son del Carranza. Esta es la historia de Álvaro García, un futbolista enamorado de su ‘Cadi’.

Temas

Comentarios

Lea También