Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

Atleti, que vamos

El CF Reus se medirá al Atlético de Madrid en la cuarta ronda de la Copa , tras el benévolo sorteo de este viernes. El partido de ida en el Estadi está previsto para el 2 de diciembre. La vuelta, el 16, en el Calderón

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
Los jugadores del Reus celebran el emparejamiento ante el Atlético de Madrid, en el bar del Estadi. Foto: Alfredo González

Los jugadores del Reus celebran el emparejamiento ante el Atlético de Madrid, en el bar del Estadi. Foto: Alfredo González

El sorteo de Copa del Rey sonrió al Reus en una bonita mañana de octubre. Y eso que los presagios iniciales invitaban al pesimismo. Pasadas las 12.00 del mediodía arrancaba la lotería en la Ciudad del Fútbol de las Rozas. 500 kilómetros a los lejos, la plantilla y el cuerpo técnico rojinegro se reunían en el bar de l’Estadi para vivir juntos el capricho de las bolas. A Madrid se desplazaron el presidente, Xavier Llastarri y el director deportivo, Sergi Parés.

Barça y Madrid decidieron rápido. No dejaron lugar para la incertidumbre. Villanovense y Cádiz se llevaron el premiazo. Quedaba un tercero. El Atlético siempre gusta. Su tradición apetece. Se trata de un rival de culto, por eso los chicos de Natxo no perdieron la fe. La  bola del Reus salió en la cuarta posición de la ‘pole’. Acto seguido, la del Atlético.  Se despertó la euforia. Todos los jugadores se abrazaron en rondo, menos Miguel Marín, que decidió mantener la prudencia. Su peroné le pide calma.
El premio dejó a todos los estamentos de la entidad satisfechos. Y es que en el Reus se encuentran lazos que le unen al Atleti. La familia Juncosa caló entre la familia colchoneroa, con el padre Josep como principal protagonista y el hijo Santi, ahora directivo del Reus, siguiéndole los pasos. El afecto sentimental también hace especial la eliminatoria. Hasta el punto que Clemente Villaverde, gerente del Atleti, desveló su amistad con Santi. «Coincidimos tres años en el Madrileño y el primer equipo y el recuerdo es el de un futbolista con mucha clase y una gran persona. Es amigo y hemos mantenido el contacto, por eso estamos encantados de ir allí»
Por otro lado, el máximo accionista del Reus, Joan Oliver,  estuvo al lado de la plantilla en el día señalado. Tras el veredicto aseguró que «estamos muy contentos, porque el Atlético es un gran club y toda la ciudad va a disfrutar de esta eliminatoria. Seguro que en el Estadi vamos tener un gran ambiente».
Natxo González no ocultó alegría. Se le notó ilusionado con el cruce. «Del Cholo Simeone me gusta la capacidad que tiene para sacar el máximo rendimiento a sus jugadores».  Mientras, en la plantilla hay ganas de Copa. De seguir soñando. Fernando quería al Sevilla, como buen paisano  de Pilas. «Lo quería para volver a casa, pero el Atleti también apetece mucho». Vítor Silva ya se ve luciendo frac en el césped del Calderón. «Jugamos al fútbol para poder vivir partidos como ese». Óscar Rico lo vio mal tras escaparse Barça y Madrid, pero «cuando salió el Atleti he pensado que es una buena noticia. Apetece mucho». 
Total, que el fútbol situó al Reus en primer plano mediático. Tras el sorteo, Reus fue trending topic en la red social Twitter. Todo sea para que la marca se haga hueco. Por cierto, la única y última vez que la capital del Baix Camp vio a un Primera fue en 1976. Derrota ante el Celta (1-3). Ya ha llovido desde entonces.

El sorteo de Copa del Rey sonrió al Reus en una bonita mañana de octubre. Y eso que los presagios iniciales invitaban al pesimismo. Pasadas las 12.00 del mediodía arrancaba la lotería en la Ciudad del Fútbol de las Rozas. 500 kilómetros a lo lejos, la plantilla y el cuerpo técnico rojinegro se reunían en el bar de l’Estadi para vivir juntos el capricho de las bolas. A Madrid se desplazaron el presidente, Xavier Llastarri y el director deportivo, Sergi Parés.

Barça y Madrid decidieron rápido. No dejaron lugar para la incertidumbre. Villanovense y Cádiz se llevaron el premiazo. Quedaba un tercero. El Atlético siempre gusta. Su tradición apetece. Se trata de un rival de culto, por eso los chicos de Natxo no perdieron la fe. La  bola del Reus salió en la cuarta posición de la ‘pole’. Acto seguido, la del Atlético.  Se despertó la euforia. Todos los jugadores se abrazaron en rondo, menos Miguel Marín, que decidió mantener la prudencia. Su peroné le pide calma.

El premio dejó a todos los estamentos de la entidad satisfechos. Y es que en el Reus se encuentran lazos que le unen al Atleti. La familia Juncosa caló vistiendo la zamarra colchonera, con el padre Josep como principal protagonista y el hijo Santi, ahora directivo del Reus, siguiéndole los pasos en los años 70. El afecto sentimental también hace especial la eliminatoria. Hasta el punto que Clemente Villaverde, gerente del Atleti, desveló su amistad con Santi. «Coincidimos tres años en el Madrileño y el primer equipo y el recuerdo es el de un futbolista con mucha clase y una gran persona. Es amigo y hemos mantenido el contacto, por eso estamos encantados de ir allí»

Por otro lado, el máximo accionista del Reus, Joan Oliver,  estuvo al lado de la plantilla en el día señalado. Tras el veredicto aseguró que «estamos muy contentos, porque el Atlético es un gran club y toda la ciudad va a disfrutar de esta eliminatoria. Seguro que en el Estadi vamos tener un gran ambiente».

Natxo González no ocultó alegría. Se le notó ilusionado con el cruce. «Del Cholo Simeone me gusta la capacidad que tiene para sacar el máximo rendimiento a sus jugadores».  Mientras, en la plantilla hay ganas de Copa. De seguir soñando. Fernando quería al Sevilla, como buen paisano  de Pilas. «Lo quería para volver a casa, pero el Atleti también apetece mucho». Vítor Silva ya se ve luciendo frac en el césped del Calderón. «Jugamos al fútbol para poder vivir partidos como ese». Óscar Rico lo vio mal tras escaparse Barça y Madrid, pero «cuando salió el Atleti he pensado que es una buena noticia. Apetece mucho». 

Total, que el fútbol situó al Reus en primer plano mediático. Tras el sorteo, Reus fue trending topic en la red social Twitter. Todo sea para que la marca se haga hueco. Por cierto, la única y última vez que la capital del Baix Camp vio a un Primera fue en 1976. Derrota ante el Celta (1-3). Ya ha llovido desde entonces.

 

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También