Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Bostezo feliz (Reus 5 - 2 Diessbach)

El Reus sufre para tumbar a los suizos del Diessbach en la Copa Cers pero obtiene una renta cómoda para la vuelta
Whatsapp
Una acción en la que un jugador del Reus Deportiu y otro del Diessbach pugnan por controlar una bola, en el partido de ayer.  Foto: Alba Mariné

Una acción en la que un jugador del Reus Deportiu y otro del Diessbach pugnan por controlar una bola, en el partido de ayer. Foto: Alba Mariné

El Reus Deportiu acabó superando al conjunto suizo del Diessbach, aunque lo hizo con sufrimiento y sin brillantez, sólo sentenciando en los últimos minutos del partido, cuando su rival había bajado la guardia. Pese a eso, los rojinegros acabaron cosechando una ventaja amplia y solvente, que en principio debe servir para afrontar con garantías y sin apuros el encuentro de vuelta de estos cuartos de final de la Copa CERS. Esos tres tantos de renta deben ser suficiente botín para sellar el acceso a la final a cuatro de la segunda competición continental de hockey.

Y eso que los de Alejandro Domínguez no tuvieron la inspiración de otras ocasiones. Ambos equipos firmaron una primera parte muy igualada. Los de la capital del Baix Camp se las vieron con un adversario muy defensivo. El Diessbach estuvo unido y conjuntado atrás, con una defensa individual conteniendo cerca del área. Pronto Marc Ollé avanzó al Reus con un disparo de falta directa. Los reusenses se ponían por delante a pesar de desplegar un juego gris y poco vistoso.

Pero el Diessbach iba a plantar cara. Después de una tarjeta azul a Platero que dejó a los de Domínguez en inferioridad numérica, Kissling empató para los helvéticos tras aprovechar esa circunstancia. Con el empate los visitantes se crecieron. El Diessbach se desveló como un equipo que sabe competir, que juega con corrección y que en ningún caso da facilidades al adversario.

Tal fue la dinámica que los suizos incluso se pusieron por delante, al ver Kissling puerta de nuevo, esta vez mediante la transformación de un penalti. Fue un susto momentáneo, un percance solventado sólo un minuto después, cuando Marc Coy recogió un rebote en el palo tras un lanzamiento suyo de falta para nivelar la contienda (2-2) antes del descanso y ahuyentar fantasmas.

El equilibrio seguiría presidiendo el duelo en la reanudación, aunque el Reus mostró más ímpetu en quehaceres atacantes. Con un juego igualmente mediocre, los rojinegros se dedicaron a presionar en toda la pista y a encerrar a su rival, que prácticamente confió todas sus opciones a contragolpes. Los locales, sin embargo, tuvieron que sufrir y esperar. Sólo a siete minutos del final, Marc Coy desequilibró la balanza con un lanzamiento desde el centro de la pista.

Esa desventaja de 3-2 fue un varapalo para los helvéticos, que a partir de ahí, algo desfondados físicamente, se vieron a merced de un Reus más fresco que necesitaba lograr una victoria lo más amplia posible. A tres minutos del final, Xavi Costa, de falta directa, anotó el cuarto. Repetiría en el último suspiro, cuando a falta de 12 segundos del final redondeó la goleada y firmó un 5-2 muy trabajado que allana el camino del Reus Deportiu hacia la Final Four de esta Copa CERS.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También