Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

CF Amposta: Gracias por todo, Cinto Martí

Ha ejercido durante 25 años (no seguidos) de delegado del primer equipo del CF Amposta. El sábado pasado, coincidiendo con el último partido de liga, en el campo del Lleida B, se despidió
Whatsapp
Cinto Martí, que ha ostentado el cargo de delegado del CF Amposta durante 25 años. Foto: CF Amposta

Cinto Martí, que ha ostentado el cargo de delegado del CF Amposta durante 25 años. Foto: CF Amposta

Cinto Martí siente al CF Amposta muy adentro; es el club de su vida, el que lleva en el corazón. Este ampostino de 62 años experimentó el pasado fin de semana un momento especial, puesto que puso el punto y final a una trayectoria de 25 años (no seguidos) como delegado del primer equipo de la capital del Montsià. Cinto empezó a realizar esta función la temporada 1978-1979 y su último partido realizando esta tarea lo vivió en el campo del Lleida B, en la última jornada del campeonato liguero de Primera Catalana. En el encuentro de despedida reconoce que «todos estuvieron conmigo, apoyándome, y fue muy emocionante».

Y es que «se trata de un cuarto de siglo ocupando el cargo de delegado, y aunque no han sido 25 años seguidos, sí hay que decir que siempre he estado vinculado al fútbol, dando lo mejor». En estos momentos en los que toca cambiar de vida, Cinto explica que «vivo diferentes sentimientos. Me acuerdo de la gente con la que he coincidido; de los que ya no están con nosotros; también de los ascensos y descensos de categoría...es algo que forma parte de mi». A la hora de hacer balance, afirma que «ha sido una experiencia bonita y me llevo muchos amigos. Soy una persona abierta que enseguida cojo confianza con las personas y ellos me han correspondido». Además, Cinto tiene claro que poder ocupar este puesto durante tanto tiempo «hace que me sienta un privilegiado, porque es un orgullo estar dentro de un club que es parte de mi vida. Estoy muy agradecido a los que me dieron su confianza a lo largo de todo este tiempo y a los que en estos momentos me han demostrado su cariño y aprecio».

Aunque se va con un aire nostálgico, Cinto cree que era el momento perfecto: «hace dos años ya comuniqué a la junta mis intenciones, y mi lugar lo ocupará Josep Fornós, que ya ha estado con nosotros en algunos partidos, en los que le he intentado enseñar, con humildad, lo más fundamental, que es trabajar para que la entidad sea reconocida, comportarte bien con lo árbitros y los equipos contrarios, pasar información a los medios de comunicación (entre ellos el Diari), a los que también les estoy agradecido...». El hasta ahora delegado del Amposta sigue diciendo que «era un año adecuado para dejarlo porque el club celebra el siglo de vida». Aunque se marcha, ha comunicado a la junta directiva presidida por Jordi Pérez que «si necesitan mi colaboración en momentos puntuales, la tendrán». A partir de la próxima temporada, Cinto, que es socio del Amposta, acudirá a los encuentros que el equipo dispute en casa y quizás a alguno de los desplazamientos.

Muchas anécdotas

A lo largo de los 25 años como delegado, Cinto ha vivido muchas anécdotas; entre ellas, una de las mil que comenta «pasó en el campo del Vendrell, estando en la antigua Primera Regional. Si ganábamos, nos situábamos líderes, y acabamos empatando por un penalti inexistente que nos señalaron en contra al final del encuentro, algo que provocó que se armara un buen lío». Cinto sigue recordando que «el colegiado de aquel día llevaba bigote en ese partido, y en la segunda vuelta, en casa, vino sin bigote, pero en la pizarra le cambié el nombre para que nadie le reconociera y no tuviera problemas». Este es Cinto Martí, un hombre entregado al Amposta, al que echaremos de menos por su profesionalidad, su amabilidad y su sentido del humor.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También