Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

CF Reus: Caprichoso fútbol

Natxo decidió apostar ante el Mestalla por el mismo equipo que exhibió gran nivel ante el Hércules. Esta vez, el rendimiento fue muy diferente. El Reus no cuajó siete días después
Whatsapp
Delgado y Colorado, a la derecha, controlan un balón ante la presión de varios rivales del Valencia Mestalla.  Foto: Alfredo González

Delgado y Colorado, a la derecha, controlan un balón ante la presión de varios rivales del Valencia Mestalla. Foto: Alfredo González

Eran los mismos once que en Alicante. Los mismos que gustaron en el partido grande ante el Hércules. Dejaron motivos para confiar en ellos. Por eso, Natxo González repitió alineación por primera vez ante el Mestalla. En cuestión de siete días, el decorado cambió por completo. No cuajó el Reus ante el Mestalla. Simplemente, fútbol. Este deporte resulta tan maravilloso como enigmático. No existe respuesta para todo. Eso sí, el rendimiento del Reus el domingo puede analizarse desde muchas perspectivas. Si aparecen algunos detalles que puedes explicar la mala actuación del equipo.

Por ejemplo y aunque no puede servir como excusa, el césped del Estadi municipal reusense dejó mucho que desear. Incómodo para un grupo de jugadores que desea ser protagonista a través de la posesión de la pelota. Hace tiempo que el club lucha contra este problema. Se busca solución urgente.

Por otro lado, el mismo técnico dio alguna clave más en la rueda de prensa posterior al partido. «Los jugadores individualmente han estado por debajo de su nivel. Veníamos de un estado de bienestar después de una racha positiva y el rival ha llegado con el orgullo herido. Estas cosas a veces pasan en fútbol. No me sorprende».

La derrota no deja de ser un tropiezo en el camino que se ha marcado este equipo. No se trata de un fracaso alarmante. Sí de un aviso. La Segunda B de este año no permite licencias. Al mínimo despiste hay castigo. Lo experimentó el Reus el domingo. Y eso que, jugando mal, pudo por lo menos empatar. La falta de puntería se convirtió en otra de las razones de la victoria del Mestalla. Mientras el equipo valenciano rozó el cien por cien de efectividad, el Reus, con más opciones de gol, no alcanzó la certeza.

Lo bueno del fútbol es que cada siete días ofrece nuevas oportunidades. Los de Natxo González podrán reivindicarse este próximo domingo, a partir de las 17.00 horas, en El Collao, el estadio del histórico Alcoyano. Allí no podrán viajar ni Álex Colorado ni Xisco Hernández. Los dos futbolistas deberán cumplir un partido de sanción. Colorado fue expulsado ante el Mestalla y Xisco vio la quinta amarilla. Este hecho obligará al técnico a buscar soluciones en su larga plantilla. Dispone de ellas.

A pesar de perder el liderato en favor del Hércules, los rojinegros se mantienen en la zona de privilegio de la tabla. Son cuartos con 26 puntos, los mismos que el Lleida, tercero, y a dos del primero. Una situación que entra dentro de la normalidad teniendo en cuenta las dinámicas de los aspirantes al play off esta temporada.

 

Mañana, vuelta al trabajo

Una de las notas positivas del partido ante el Mestalla fue la vuelta del delantero Edgar Hernández, que disputó los últimos diez minutos e incluso tuvo una opción clara de marcar. Edgar y sus compañeros disfrutan hoy del día festivo semanal. A partir de mañana se reincorporarán al trabajo para preparar al detalle el nuevo examen del domingo. Otra de las citas exigentes. Visitar El Collao nunca fue sencillo. Tampoco esta vez.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También