Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

CF Reus: La Copa exige un esfuerzo

El CF Reus visita el estadio del Arandina dispuesto a superar la segunda ronda de la Copa del Rey y así acercarse a las eliminatorias golosas. Natxo no se va a guardar nada
Whatsapp
David Haro, que hoy volverá al once, intenta un remate de cabeza. Foto: Alfredo González

David Haro, que hoy volverá al once, intenta un remate de cabeza. Foto: Alfredo González

Poco queda por guardarse. La Copa apetece. Sobre todo esa posibilidad golosa de alcanzar las eliminatorias del privilegio, ante rivales con chance europeo o los Barça y Madrid como ‘gordos’ de la lotería. El Reus no viaja de paseo a Aranda del Duero, donde esta noche visitará en estadio de El Montecillo. En esta ocasión, el rival disfruta de cartel poco conocido, aunque eso no le resta ni un pedazo de peligro.

El Arandina acaba de regresar a la categoría de bronce. Dispone de un feudo con ciertas garantías para jugar bien al fútbol. Por lo menos intentarlo. El césped natural de El Montecillo suele presentar aspectos aceptables. Esa disyuntiva, teóricamente, le viene de perlas al Reus. «Venimos de jugar en dos campos incómodos y siempre apetece más este tipo de escenarios, aunque no garantizan nada», comentó en la previa Natxo González, el míster rojinegro.

Éste se ha llevado a 17 futbolistas. Miguel Marín se ha quedado en Reus por decisión técnica, mientras que Dinis y Vítor son los otros dos descartes, ya que ultiman todavía su puesta a punto tras las problemas físicas. Con respecto al once, podrían regresar a él, el delantero centro Fernando y Ángel Martínez, esta vez como lateral izquierdo. David Haro va a formar en la izquierda y el recién llegado Rafa aspira a una de las dos plazas en el mediocentro. Si forma en el once de los elegidos cumpliría su primera titularidad.

El viaje y el hecho de jugar tres partidos por semana se ha convertido en novedad para este Reus. «No estábamos habituados a ello. El viaje es incómodo y provocará un mayor desgaste, pero somos fuertes», comentó el entrenador del Reus, que no quiere oír ni hablar de los defectos como visitante que exhibió su equipo la pasada temporada. «De momento hemos jugado dos partidos fuera y los hemos empatado. En pretemporada el balance fue bueno. No puedo estar descontento de momento, ya veremos dentro de dos meses».

La autocrítica

El de Vitoria se puso el primero de la fila a la hora de hacer autocrítica con respecto a la actuación del equipo en L’Hospitalet, el pasado domingo. «Me fue incómodo, porque no me gustó el juego. Creo que defensivamente, fuera de casa, necesitamos ser más fuertes. No vamos a renunciar a nuestro estilo, pero en el aspecto defensivo debemos dar un paso hacia adelante». González añadió además que «a nivel individual tampoco no estuvimos bien y eso es responsabilidad mía, pero también de cada uno de los futbolistas».

A pesar de ello, el técnico prefiere ver la botella medio llena y aspira a una victoria esta noche. Del rival destacó «su capacidad para tener el balón. Les gusta atacar a través de la posesión y disponen de jugadores de calidad para hacerlo».

El Arandina sumó un empate de prestigio este fin de semana. Recibió en su estadio al Racing de Santander y le consiguió igualar a uno. Un dato que deja clara la dificultad que va a entrañar pasar el cruce copero. Eso sí, este Reus no se pone límites. Quiere ser protagonista.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También