Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

CF Reus: Los milagros de Edgar Badia

El arquero del Reus sale a paradón por partido. Ya acumula tres domingos consecutivos sin recibir gol
Whatsapp
El portero del CF Reus, Edgar Badia, sostiene un balón mientras da instrucciones durante un partido.  Foto: Alfredo González

El portero del CF Reus, Edgar Badia, sostiene un balón mientras da instrucciones durante un partido. Foto: Alfredo González

Edgar Badia encendió la luz de alarma cuando Amarilla, uno de los gigantes jugadores de Huracán, se elevó para rematar una pelota dentro del área. En boca de gol. Necesitaba el arquero del Reus de un tiempo de reacción supersónico para sacar aquella pelota. Lo exhibió de nuevo. El barcelonés fue a bajo y decidió tirar de su mano derecha para evitar el gol.

El Estadi quedó como embobado de nuevo. Su portero no había faltado a la cita de cada domingo. Porque Edgar sale a paradón por partido. Suele reclamarle el equipo. Siempre aparece. Sus errores son escasos. Sus milagros, múltiples. Por eso se ha convertido en el elegido por Natxo. Ni siquiera la gran competencia le ha asustado. Trabajó con Francia, ahora titular en el Marbella, y en la actualidad lo hace con Rubén Pérez, con una trayectoria envidiable a sus espaldas. Los dos se esmeran en las sesiones. Se dejan guiar por el profesor de porteros, Yvan Castillo. La exigencia es máxima. De ahí el rendimiento.

Tres ‘roscos’ seguidos

Dicen los expertos que para luchar por los objetivos más ambiciosos es necesario un portero que marque diferencias. A día de hoy, Edgar ha tomado ese papel. Las últimas tres victorias consecutivas del Reus han ido acompañadas con un cero en el casillero del arquero. Tres ‘roscos’ consecutivos que le todavía confirman más su dulce estado de forma.

Ni Mallorca B, ni Eldense y ni Huracán fueron capaces de batirle. Y hubo opciones para ello. Edgar mantuvo la firmeza que acostumbra. Preso de la seguridad que da la confianza. Ahora mismo su cabeza, su estado psicológico, anda cargado de autoestima.

Máxima estabilidad

El club no se ha mostrado ajeno a la felicidad que ahora mismo vive Edgar. Se esforzó para renovarle y lo ha conseguido. Dos temporadas más. Hasta 2017. Eso todavía ha creado más estabilidad en un chico extremadamente joven. Acaba de cumplir 23 años. Su propósito pasa ahora por mantener esa racha triunfal de imbatibilidad en Xàtiva, donde el Reus luchará por un éxito que le ingrese en la sala del privilegio. Entre los cuatro mejores.

Según un dato que ayer Vavel publicó en su cuenta de twitter, el ex meta del Espanyol ha superado su propio récord personal de imbatibilidad. Ha pasado de 273 minutos sin recibir a 291.

La satisfacción personal de Edgar va en consonancia con la sonrisa que de nuevo hace presumir al Reus, inmerso en la pelea por la gloria con todas las opciones intactas. Sus últimos resultados han dejado atrás una crisis peligrosa que hizo temblar los cimientos del equipo. Por suerte son recuerdos amargos. Lo mejor parece que está por llegar.

Los chicos de Natxo vuelven a ejercitarse esta misma mañana en el Estadi para ultimar los detalles de su desafío en el estadio de La Murta, casa del Olímpic, el próximo rival. Allí espera otra pelea de máximo rigor, pero el ritmo no puede parar. Los tres puntos deben volver a Reus. Todo por un sueño.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También