Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

CF Reus: Vítor, un paso adelante

El centrocampista luso le ha dado más continuidad a su lujoso fútbol en la segunda vuelta, aunque se espera más de él
Whatsapp
Vítor Silva intenta sortear a un rival del Elche Ilicitano, en el Estadi.  Foto: Alfredo gonzález

Vítor Silva intenta sortear a un rival del Elche Ilicitano, en el Estadi. Foto: Alfredo gonzález

Vítor Silva (Penafiel, 1984) aterrizó en Reus envuelto en el misterio y la sorpresa de su fichaje. Tuvo que cargar con la etiqueta y la responsabilidad del futbolista franquicia. Su pasado le situaba en primera línea de fuego. Había ofrecido destellos de su calidad en el viejo e histórico Sporting de Lisboa.

Todos, incluso el propio jugador, pensaron que su adaptación a Segunda B podía ser sencilla. Nunca lo fue para nadie. Ni para el más talentoso del mundo. La categoría de bronce ofrece peculiaridades que la hacen inmensamente competitiva. Lo ha aprendido Vítor, que en la primera vuelta dejó ciertas dudas. Nunca por falta de calidad, aunque su juego no acababa de encajar en el equipo. Actuó primero de mediocentro, incluso de mediapunta o escorado a la banda izquierda. El exceso de anarquía le traicionaba, pero Natxo nunca le perdió la fe. «Es un jugador distinto», ha comentado en más de una ocasión.

La nueva posición

La evolución del equipo rojinegro ha coincidido con la mejora del de Penafiel. Natxo apuesta ahora por un 4-3-3 para atacar, con Vítor escorado a la izquierda, como interior. En esa posición ha logrado entrar en contacto con la pelota con mayor frecuencia. Se encuentra más liberado. Conecta mejor con sus compañeros. Ese paso adelante del portugués también ha ido acompañado de la reacción del Reus en los últimos tiempos. Parece que el dibujo ha otorgado comodidad a los jugadores. A la hora de defender, los de Natxo se repliegan en un 4-4-2 más clásico. Vítor permanece en la izquierda.

Las características de este mediapunta tienen que ver con el fútbol de asociación. Le distingue su capacidad para asociarse, para hallar ese último pase diferencial. A pesar de su mejoría, todavía se espera una mejor versión de Vítor. Se le espera más. Natxo le ha dado toda su confianza.

Lo que parece claro es que el jugador y su familia se encuentran cada más a gusto en la zona. Vítor comparte esta aventura con su pareja Diana y su hija Carolina . Hace poco más de un año, el nombre del luso sonó con fuerza para reforzar el Espanyol.

Vítor, junto al resto de sus compañeros, volverá a entrenarse de nuevo esta mañana, en las instalaciones del Estadi municipal, para preparar el desafío del próximo domingo. El Reus necesitará superar al Sant Andreu para aspirar de nuevo a la zona de play off. Seguramente, con Vítor en el once.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También