Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

CF Reus, la ausencia ilustre

El cambrilense Edu Oriol, en las filas del Tenerife, no viajará a Reus por culpa de un esguince de rodilla

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
Edu Oriol, a la izquierda, vigila a un jugador de Las Palmas, durante un partido de esta pasada pretemporada. Foto: la opinión de tenerife

Edu Oriol, a la izquierda, vigila a un jugador de Las Palmas, durante un partido de esta pasada pretemporada. Foto: la opinión de tenerife

José Luis Martí, el jefe de operaciones del Tenerife, se enfrenta a un problema gordo si la salud de Raúl Cámara le impide tomar el avión rumbo a Reus el viernes. Cámara es lateral derecho natural, como Edu Oriol (Cambrils, 1986), que ya ha descartado su presencia en el Estadi, el lugar que le intuyó virtudes elegidas en el curso 2006-07. El pasado mantiene lazos comunes entre el cambrilense y el Reus.

Natxo González le sacó jugo en aquel curso, también con Joan, su hermano, instalado en el lateral izquierdo. Edu siempre respondió al perfil de atacante de banda, con desequilibrio en el uno contra uno. Los años y, sobre todo las grandes prestaciones que ofreció en Llagostera como carrilero derecho, le han derivado hacia ese lugar del verde. Eso sí, nunca abandonará esa pasión por el ataque que siempre le ha distinguido.

Natxo, el actual responsable del proyecto del Reus, se llevó a Oriol al Sant Andreu en verano de 2008. Edu explotó como futbolista sobre el sintético del Narcís Sala. Aunque se quedó a las puertas del ascenso, el rendimiento excelso le abrió la puerta del Barcelona. Luis Enrique dio el visto bueno a su incorporación al filial azulgrana. Fue un trampolín ideal para alcanzar la élite . Dos cursos en Primera, en el viejo y mítico estadio de La Romareda, con la blanca del Zaragoza, le hicieron tocar techo. Desde su salida de Aragón, el trayecto tomó curvas peligrosas, con varias aventuras en el extranjero. Edu acabó en Llagostera en diciembre de 2015, justo después de flirtear con el Nàstic, con el que no se entendió contractualmente.

Oriol Alsina le ofreció confianza y, aunque no evitó el descenso del Llagostera a Segunda B, participó mucho y a gran rendimiento. 13 partidos, nueve de ellos desde el arranque, le consolidaron. Fue como un relanzamiento a su carrera. Edu reforzó su mercado y el Tenerife tardó cero en llamarle. Le tendió la mano, aunque le obligó a decidir rápido. Era primera opción. Oriol decidió responder con agrado a la confianza tiñerfeña. Le sedujo la propuesta de un histórico. Cogió a su pequeño Biel de la mano y acompañado de su pareja, la televisiva Macarena Rull, plantó campamento en la atractiva Tenerife. Edu y Macarena volverán a ser padres en pocos días. En esta ocasión de la pequeña Norah.

Lesión inoportuna

El lateral convenció a Martí en pretemporada e inauguró el campeonato en el once, aunque un fatídico rondo, a pleno entrenamiento, le cortó. El de Cambrils sintió dolor en su rodilla derecha y las pruebas dictaminaron esguince de rodilla. En un principio, el recorrido del contratiempo parecía leve, pero se ha alargado más de la cuenta. Edu acumula cinco semanas apartado del grupo y no se desplazará a Reus. Ayer tampoco entrenó Cámara, el futbolista que dobla el carril derecho. En Tenerife, eso sí, confían que llegue a tiempo para el examen en la capital del Baix Camp.

Los tinerfeños compaginan hasta el momento señales de fuego con actuaciones de humo. Todavía cuesta definirles, aunque, sobre todo en el Heliodoro Rodríguez López, ante el clamor de sus hinchas, han protagonizado actuaciones convincentes con poco valor en el resultado. A media semana para el partido, como el Reus, Martí y sus chicos velan armas.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También