Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Con Son Moix como espejo

Hace prácticamente un año, el Reus impuso su ley en el estreno oficial en Segunda División con una prestigiosa victoria ante el Mallorca gracias a un tanto de Benito en el 90’
Whatsapp
El Reus celebra el tanto de Benito logrado en Son Moix. Foto: La última hora

El Reus celebra el tanto de Benito logrado en Son Moix. Foto: La última hora

363 días han pasado desde el primer partido de la historia del Reus en Segunda División. Un 20 de agosto de 2016, los rojinegros comenzaban su andadura en la división de plata, dando una lección de fútbol en uno de los estadios más emblemáticos de la categoría. Fue en Son Moix, donde los de Natxo González lanzaron un claro mensaje que resonó con fuerza: no estaban en Segunda División para perder el tiempo. 

El guion de aquel encuentro contenía giros extremos en su trama. No fue un debut ni mucho menos plácido para los rojinegros. En el 31’ de juego, Migue García veía la segunda amarilla y dejaba al Reus con 10 sobre el terreno de juego en su estreno de plata. 

En inferioridad, ante un Mallorca crecido y con ganas de reivindicar el hecho de ser una de las plantillas con más calidad de toda la categoría. Pelear por el ascenso tenía que ser una obligación.

El escenario era predilecto para el Reus. En la dificultad alimentó esperanzas. Replegó y volvió a hacer del ‘luchan como hermanos’ un credo. Natxo González mostró a sus rivales la capacidad para sufrir y defender del conjunto rojinegro. El secreto estaba en ser una harmónica defensiva, donde las grietas eran inexistentes, provocando la desesperación del rival. 

Poco a poco, el Mallorca fue cayendo en la telaraña planteada por el técnico vitoriano. Cuando se dio cuenta, ya estaba totalmente atrapado. Los minutos habían pasado y las opciones de derrocar al conjunto rojinegro se habían diluido con una vertiginosidad desoladora. Sin embargo, el desenlace del encuentro tenía preparada una sorpresa mayúscula. 

El cero a cero campaba a sus anchas en el marcador. El catón rojinegro no entendía de divisiones.  Alberto Benito tampoco entendía lo de ser comedido. En el 90’, recibió un balón en el flanco izquierdo, no temporizó. Todo lo contrario. Tiró una pared y recorrió el terreno de juego con una decisión imponente. Imparable. En la frontal oteó el horizonte y lanzó un disparo desde la frontal que se coló por la escuadra de la meta del hoy portero rojinegro, Santamaría. Aquel gol le dio a los rojinegros un debut soñado. Primer encuentro en Segunda y primera victoria.
 
Estrenos dulces
Hay que resaltar que los estrenos ligueros de los rojinegros están siendo bastante positivos durante las últimas temporadas. 

De hecho, no pierden en el primer partido de Liga desde el curso 2012/2013, cuando cayeron por la mínima ante el Prat. A la victoria de la temporada pasada en Mallorca, hay que sumarle los empates ante La Pobla de Mafumet, el Villarreal B y el Huracán en las tres temporadas anteriores, curiosamente, en todos ellos, el resultado final fue de empate a uno en el marcador. 

Los precedentes auguran un buen estreno rojinegro en Lugo. No será fácil, pero alReus le encanta el rol de tapado. No necesita protagonismo para imponer su ley. Las mata callando. El Anxo Carro puede ser testigo de ello. 

Temas

Comentarios

Lea También