Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Conoce al Cádiz, el próximo rival del Nàstic

El conjunto de Álvaro Cervera es séptimo tras levantarse de una muy mala racha en la primera vuelta. Su juego por bandas le identifica y le hace muy peligroso

Juanfran Moreno

Whatsapp
En la primera vuelta Cádiz y Nàstic empataron en el Carranza (1-1).  FOTO: Antonio Vázquez

En la primera vuelta Cádiz y Nàstic empataron en el Carranza (1-1). FOTO: Antonio Vázquez

Hay pocos equipos en Segunda División a los que sea tan fácil analizar como al Cádiz de Álvaro Cervera. Un conjunto que lleva desde su regreso a la categoría de plata apostando por una misma idea y que no duda en morir con ella. 

Probablemente, cualquier otro equipo hubiese destituido a Cervera en el tramo inicial de temporada, cuando el Cádiz llegó a ocupar puestos de descenso. Sin embargo, desde las altas esferas de la entidad gaditana dejaron claro que la confianza en el fútbol suele ser sinónimo de éxito.

Era cuestión de tiempo que el Cádiz volviera a ser ese equipo fiable que la temporada pasada se quedó cerca del ascenso. Y así fue, porque encadenó siete victorias consecutivas que le permitieron pasar de ocupar el descenso a acechar los puestos de play off de ascenso.

Desde entonces, el conjunto amarillo es un equipo mucho más sólido, mejorado a nivel de nombres propios y que llega al Nou Estadi tras haber encadenado dos victorias consecutivas que le permiten a día de hoy estar a solo un punto de la sexta plaza, la última que da derecho a disputar la promoción de ascenso, y que ocupa el Oviedo. 

El Cádiz es un conjunto que ama el vértigo. Por ello, suele buscar la verticalidad en fase ofensiva y el juego por banda. Allí cuenta con Darwin Machís, uno de los fichajes con más renombre del mercado invernal en la categoría, y Salvi, un jugador venido a menos esta temporada, pero que en la banda izquierda siempre genera desequilibrio. Además, dispone de Jairo Izquierdo que suele dinamitar los encuentros cuando entra en banda derecha en las segundas partes. Si algo castiga el Cádiz es el error rival. Por ello, el Nàstic deberá estar muy atento y no perder balones en la salida de balón. 

Además, la entidad amarilla cuenta con un recuperado Ager Aketxe que está volviendo a ser importante y que es probablemente el mejor lanzador de libres directos de la categoría. 

No obstante, el conjunto gaditano también es un equipo muy fiable en fase defensiva. La temporada pasada fue el mejor equipo de Segunda en esta faceta y este curso ya está entre los equipos menos goleados tras un inicio algo decepcionante en esta faceta del juego.

Son especialmente importantes para esta fiabilidad defensiva, el portero Alberto Cifuentes y el defensa central Sergio Sánchez, dos veteranos del balompié que están en un momento de forma exquisito, aportando esa frialidad y experiencia que tanto suele premiar una categoría tan igualada como la Segunda. 

Para este partido, el Cádiz cuenta con varias bajas sensibles. Garrido es duda por lesión y Edu Ramos por sanción. Su lugar en el doble pivote lo ocuparán José Mari y Álex Fernández. 

También son baja dos hombres que fueron importantes en la reacción amarilla en el tramo inicial de temporada. Manu Vallejo, mediapunta que ya ha firmado el Valencia para la próxima temporada por 5’5 millones de euros y Brian Olivan, lateral izquierdo titular del equipo en la primera vuelta, tampoco estarán presentes en el Nou Estadi.

En todo caso, el peligro que presenta este Cádiz es firme. Solo una versión excelsa del Nàstic va a permitir a los granas pelear por la victoria. 

Temas

Comentarios