Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

De estreno y con urgencias

Nano Rivas dirigirá ante el Girona su primer duelo como entrenador del Nàstic, este domingo (18h), en las tres finales que tiene por delante de cara a la permanencia

Iñaki Delaurens

Whatsapp
De estreno y con urgencias

De estreno y con urgencias

Este domingo arranca la era Nano Rivas al frente del Nàstic. Una época que como poco durará tres partidos. Los tres exámenes de máximo nivel que tiene el técnico de Ciudad Real para salvar al conjunto grana de un descenso amenazante a lo largo del curso. Tampoco está asegurada la su continuidad en el supuesto de lograr el objetivo. Aunque si lo consiguiera, bien merecería la confianza. 

Su caso es insólito, ya que no se recuerdan en tiempos recientes escenarios de entrenadores que se estrenan a falta de tres jornadas. Y menos dando sus primeros pasos como jefe en el fútbol profesional. 

«Pondremos el mejor sistema y los mejores jugadores sobre el campo», Nano

En cualquier caso, son tres partidos. Poco importa la lógica que se quiera aplicar hay que ganar y punto. Sumar de 6 a 9. El primer rival no podría ser más odioso. Un Girona que se juega el ascenso a Primera y perdió en casa contra el UCAM hace un mes, antes contra el Rayo y la semana pasada no pudo ganar al Alcorcón en Montilivi. Dejándose puntos ante rivales directos del Nàstic por la permanencia.

Por no decir el trato de medios públicos catalanes a favor del ascenso gerundense contra los grana, mientras los de Tarragona se juegan la vida. Un pack de detalles que ha calentado la previa y lo convierte en un derbi entre el 'Sud' y el ‘Nord’. Ninguno piensa ceder ante sus metas.

 

 

Para su primer duelo, Nano ha convocado a todos los disponibles, aunque tendrá la ausencia de Sergio Tejera, el hombre más importante en la medular grana esta temporada, por acumulación de tarjeta. Luismi será duda hasta última hora por problemas físicos en su pie izquierdo. 

Lo más probable es que Nano confíe en jugadores que el año pasado ya fueron importantes en el Nàstic cuando era la mano derecha de Vicente Moreno. La defensa de cinco de Juan Merino irá directa a la basura y todo apunta que se verá un 4-2-3-1 clásico.

«El Nàstic estará extramotivado porque la necesidad siempre es un plus», Pablo Machín

En cuanto a la táctica y el estilo de juego, Nano ya avanzó en su presentación que no viene a imponer su sello, sino a salvar al equipo. Así que en el planteamiento será una incógnita hasta que salten los jugadores. Por las urgencias obvias lo más racional sería buscar el marco rival lo antes posible. Aunque ante el escenario que se presenta, la lógica queda en un segundo plano. Ya sólo importa ganar.

Temas

Comentarios

Lea También