Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

'Decidí mejorar y no sólo echar la culpa al resto'

Entrevista a Santi Castillejo de la UE Olot

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
Santi Castillejo, durante el partido que la UEOlot disputó ante el Espamyol B.  Foto: Héctor Farrés

Santi Castillejo, durante el partido que la UEOlot disputó ante el Espamyol B. Foto: Héctor Farrés

Santi Castillejo (Valtierra, 1971) es voz autorizada para hablar de fútbol, de Segunda B y del CF Reus. Mantiene el honor de ser el entrenador del último ascenso a Segunda B (2011). El navarro ha vuelto a los banquillos tras su mala experiencia en Llagostera. Ahora busca salvar del descenso a la UE Olot.

¿Añoraba esto?

- Claro. Después de la última experiencia desconecté dos o tres semanas, pero rápidamente me di cuenta de que este es mi mundo y lo que quería era entrenar. Hubo que esperar, pero Olot me dio la opción y aquí andamos.

- Tras lo de Llagostera, ¿no pensó que el fútbol estaba en deuda con usted?

- El fútbol no entiende de injusticias y sí de goles y resultados. Los entrenadores estamos expuestos a ello y lo aceptamos. Cuando decides sentarte en un banquillo sabes lo que significa. Dependemos de los resultados, no importa lo que haces bien. Decidí analizar y mejorar, no sólo vale echar la culpa al resto.

- ¿Se acostumbra uno al olvido cuando no entrena?

- Debes mantener la cabeza fría y comprender. Cuando ejerces tu nombre está ahí para bien o para mal. Cuando no es comprensible que se olviden un poco de ti.

- Y, ¿qué hace un entrenador cuando está parado?

- Evolucionar. Ver mucho fútbol. Aprender de otros entrenadores y de sus métodos. A eso me he dedicado. Pienso que cada día es un buen motivo para aprender y ser mejor.

- Pues vaya reto tiene en Olot. ¿La presión por no descender ahoga más que la presión por estar arriba?

- Son muy distintas. La presión por evitar el descenso es angustiosa, mentalmente bloquea mucho más a los jugadores. Yo considero que la presión por estar arriba, por tener que ganar, es más bonita.

- En Olot se ha encontrado la plantilla hecha, con virtudes y defectos. ¿Hay que ser comprensible o exigir desde el principio?

- Lo más importante es informarte, saber qué plantilla manejas e intentar sacarle el mayor rendimiento. Cuando llegué, anímicamente el equipo estaba tocado. Creo que hemos mejorado en algunos aspectos, pero necesitamos más.

- ¿Lo sacarán?

- Quedan cuatro partidos y tres de ellos los jugamos en casa. Depende de nosotros. Vamos a intentarlo.

- El grupo está terrible, con resultados sorprendentes.

- Pienso que hay mucha diferencia entre el grupo III y el resto. Cada partido es una lucha y cualquier rival te puede ganar. Todos nos jugamos mucho. Por eso hay tantas sorpresas. La necesidad recorta las distancias entre plantillas.

- Oiga, tengo que preguntarle por su Reus. ¿Le tiene fe?

- Es una plantilla para aspirar a todo y estoy convencido de que se van a clasificar. Se han dejado algunos puntos, pero todos fallan últimamente. En el play off creo que tienen muchas posibilidades porque no veo equipos superiories. Ninguno que digas, «este tiene que subir sí o sí».

- Usted tuvo a Natxo de entrenador. ¿Le gustaría que le relevase como técnico del último ascenso?

- Siempre digo que en la parte final de mi carrera aprendí de grandes entrenadores y Natxo González, sin duda, es uno de ellos. Claro que deseo que el Reus logre el ascenso. Es el paso que le falta.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También