Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Rivales

Dos apuestas de Bartolo esperan en Valencia

El técnico grana se reencontrará en Paterna con Adri Guerrero y Alfred Planas, que respondieron a su llamada cuando vivió sus peores momentos en Reus

JAUME APARICIO LÓPEZ

Whatsapp
Alfred Planas enfrentándose a su actual equipo con el CF Reus.

Alfred Planas enfrentándose a su actual equipo con el CF Reus.

Los peores escenarios suelen actuar de implacables jurados de las carreras futbolísticas de los jugadores. Al jugador preparado lo curten y acaban de pulirlo para ponerlo en escena. Mientras que al que muestra un mínimo de debilidad lo descarta despiadadamente. En esa tremenda circunstancia se vieron Adri Guerrero y Alfred Planas cuando Xavi Bartolo les anunció que iban a formar parte del primer equipo del CF Reus. El club rojinegro comenzaba a dar síntomas de dolencia económica. LaLiga había cortado las posibilidades de ingresar más jugadores a una plantilla que se quedaba con 16 jugadores del primer equipo. Claramente insuficientes para competir en un campeonato tan largo y exigente como Segunda División.

De la necesidad nació la oportunidad para dos jóvenes a los que Xavi Bartolo vio madera para convertirse en actores importantes de Segunda División. Alfred Planas y Adri Guerrero aceptaron el reto. Sin tiempo para tomar el impulso requerido para saltar dos categorías de golpe, los dos exhibieron unas cualidades que garantizan un futuro prometedor.

Especialmente para Alfred Planas. Un extremo con personalidad que asumió un rol inesperado sin complejo alguno. No lo tuvo para anotar el 0-1 que dio el triunfo al conjunto reusense en Tenerife. Desde que llegó a la capital del Baix Camp procedente del Sant Andreu, el futbolista dio muestras de querer un protagonismo que excedía los límites del filial. Albert Company, actual preparador del CF Pobla de Mafumet y exentrenador del Reus B, poco lo pudo catar. Bartolo y su cuerpo técnico tuvieron claro que Planas podía completar la plantilla del primer equipo sin pudor alguno.

Tampoco lo tuvo el entrenador ilerdense para echar mano de Adri Guerrero cuando la necesidad arreciaba. El lateral zurdo de Blanes acudió en cada llamada aunque supusiera adaptarse a un posición para la que no tenía la tesis completada. Ocuparse de todo el carril en el Molinón no le achicó. Si no llega a ser por una dudosa decisión arbitral, hubiera completado su ‘cum laude’ en el estadio gijonés con un triunfo. No fue extraño verle relegando a Borja Herrera, titular en el puesto de lateral izquierdo, en el banco en no pocos partidos.

De Alcorcón a Valencia

La expulsión del CF Reus de la competición de Segunda División, inicio del vertiginoso descenso que ha llevado a la entidad rojinegra al borde de la desaparición, supuso el éxodo de la mayor parte de los futbolistas. El rendimiento ofrecido por Adri Guerrero y Alfred Planas tuvo el reconocimiento por parte de otros clubes de la categoría. El Alcorcón no esperó al cierre del mercado invernal para sacar tajada e incorporar al delantero barcelonés. Aún no ha llegado a jugar en el cuadro alfarero, con el que tiene contrato hasta 2021, puesto que lo cedieron al Elche en la segunda vuelta de la temporada pasada, sin demasiado protagonismo. Este curso han hecho lo mismo pero al Valencia Mestalla, tercera cantera que conoce el atacante después del Espanyol y el Málaga.

En el filial valencianista Planas se ha reecontrado con Adri Guerrero. El lateral encontró acomodo en los terrenos de Paterna tras su salida del Reus. El de Blanes no ha tenido problemas para convertirse en un fijo del esquema de Chema Sanz. Planas ha ido perdiendo protagonismo hasta desaparecer en los últimos dos partidos. El triunfo che en Badalona no ayudará a recuperar su posición frente al Nàstic al que ambos esperan con sensaciones contrapuestos. Volverán a verse con el entrenador que les abrió las puertas del primer equipo. En el que se apoyaron para dar el salto que sus carreras estaban esperando.

Pero procediendo del Reus, el Nàstic un adversario apetecible será durante algún tiempo, hasta que los recuerdos o incluso los giros futbolísticos borren esa rivalidad.

Temas

Comentarios

Lea También