El CF Reus tiene cinco días hábiles para pagar los 221.000 euros de deuda con el filial

Fútbol. El administrador concursal asegura no contar, a día de hoy, con ninguna propuesta económica de Clifton Onolfo

Marc Libiano

Whatsapp
Cuenta atrás del CF Reus para pagar la deuda con el filial

Cuenta atrás del CF Reus para pagar la deuda con el filial

El CF Reus ya conoce de manos de la Federació Catalana que, si esta próxima temporada desea competir, debe abonar la deuda de 221.000 euros que todavía tiene pendiente con los jugadores del filial de la temporada 2018-19. La notificación del estamento ha llegado hoy a la SAD y el plazo de pago es de cinco días hábiles. Es decir, la Sociedad Anónima rojinegra tiene hasta la próxima semana para saldar la deuda, en este caso, con la Federación Española, que es la que maneja la Tercera División, categoría en la que competía el Reus B Cambrils en la 2018-19. 

La SAD arrastra esta deuda desde el año que dejó de contar con actividad deportiva, una vez el primer equipo fue expulsado de la Segunda División por los impagos a los jugadores y el filial dejó de competir en Tercera. Pagar estos 221.000 euros resulta indispensable para salir a competir. En caso de que venza el plazo y no se hayan saldado esos 221.000 euros, el Reus volverá a sufrir un año en el desierto deportivo y la liquidación de la SAD se convertirá en algo más que factible. Ahora mismo es el escenario más cercano teniendo en cuenta la situación financiera de la entidad, con una deuda de algo más de 9 millones de euros, entre pasivo y créditos contingentes.

La posibilidad de una nueva apuesta de inversión exterior parece ahora mismo una quimera. Y eso que el propietario Clifton Onolfo se ha personado estos días en La Pineda para volver a lanzar mensajes de optimismo. De momento, ninguna de sus proclamas ha contado con aires de realidad. Y es que, a día de hoy, el administrador concursal, David López, no dispone de ninguna propuesta de inversión formal por parte del propietario americano. 

El concurso de acreedores en el que se encuentra inmersa la SAD ya ha alcanzado la fase de convenio y, en la actualidad, no existe ninguna propuesta de viabilidad económica para los acreedores a los que se les adeuda dinero. La fase de convenio es el paso previo a la liquidación si no hay una propuesta que convenza al juez mercantil y, en su caso, a los adeudados.

Junta aplazada
En este sentido, estaba prevista la junta de acreedores para el pasado 15 de junio, pero la pandemia del coronavirus y las consecuencias que ha dejado han obligado a posponerla hasta nueva fecha, aún sin concretar. 

Hasta el momento, todos los recursos que la SAD del CF Reus ha presentado en los contenciosos judiciales en los que todavía se encuentra inmersa han ido a cargo del administrador concursal, David López. Por ejemplo, un recurso del actual gestor del club provocó que el pasado mes de octubre, el Tribunal Administrativo del Deporte, obligara a readmitir al Reus en Segunda B. El proceso se encuentra ahora en manos de la justicia ordinaria, una vez la Federación presentó alegaciones.

Desde que en marzo de 2019, el CF Reus entró en concurso de acreedores, David López, como administrador concursal designado, es el encargado de gestionar toda la actividad de la Sociedad Anónima Deportiva. De hecho, el juez quitó cualquier tipo de poder de decisión sobre la SAD a Onolfo, que de momento no ha cumplido ninguna de sus proclamas.

Temas

Comentarios

Lea También