Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El CF Reus va a por la suspensión cautelar

El club rojinegro apela la sanción de LaLiga al TAD para seguir jugando en Segunda A

Marc Libiano

Whatsapp
El vestuario del Reus, ayer martes, totalmente vacío tras la marcha de los jugadores.. FOTO: M.Libiano

El vestuario del Reus, ayer martes, totalmente vacío tras la marcha de los jugadores.. FOTO: M.Libiano

Los nuevos propietarios del CF Reus van a agotar todas las opciones legales para intentar que el equipo pueda seguir compitiendo en el campeonato de Segunda División.

Así lo decidieron ayer por la mañana, después de una reunión en Madrid con el buffet de abogados Cuatrecases, encargado de aconsejar al club en cuestiones jurídicas. El Reus, entonces, va a recurrir a la sanción de LaLiga que, en principio, le va a impedir competir en el fútbol profesional los próximos tres años. Ante esto, Clifton Onolfo y Rusell Platt, han pedido al Tribunal Administrativo del Deporte la suspensión cautelar de la sanción de LaLiga, una medida que permitiría al Reus competir en Segunda durante la segunda vuelta.

La SAD rojinegra entiende, respetando el dictamen de la LaLiga, que este castigo «es contrario a Derecho» y que por eso han adoptado la opción de acudir al TAD, el estamento que les abre otra vía para defenderse. El Reus asegura además que la decisión de LaLiga de liberar de sus contratos a los jugadores de la primera plantilla «perjudica gravemente a la economía del club. Sólo la entidad  o la Federación Española podían adoptar este tipo de medida».

La propiedad, que cumple justo una semana de desembarco en el club, asegura que «estamos luchando por 109 años de historia y necesitamos todo el apoyo oficial de la ciudad y del territorio». 

El escenario que se presenta ante esta reclamación del Reus deja muchas incógnitas. Si el Tribunal Administrativo del Deporte le otorga la suspensión cautelar de la sanción, el club está dispuesto a reclamar a los futbolistas que ya se han comprometido con otros clubs, una vez conocido el dictamen de LaLiga.

En cambio, la Federación Española no ha tramitado sus bajas federativas, porque considera que el documento que el antiguo propietario, Joan Oliver, les firmó con el compromiso de dejarles libres no es válido ya que se trata de un documento privado. Ninguno de estos jugadores ha debutado, de momento, con su nuevo equipo

De esa lucha de poderes entre LaLiga y la Federación Española puede salir beneficiado el CF Reus, que va a agotar todas las medidas posibles para, por lo menos, reducir esos tres años de pena que dejan muy en el aire el futuro de la entidad rojinegra.

Si la resolución del TAD no satisface a los propietarios norteamericanos, la última grieta que se abre es la judicial, a través del contencioso administrativo. Una opción que alargaría muchísimo los plazos de solución y que no convence al club. La expedición de dirigentes que se ha desplazado a Madrid estos dos días vuelve hoy a Reus.

Temas

Comentarios

Lea También