Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Catllar, de nuevo en Segunda

El Catllar cerró la temporada pasada con una impecable actuación en Tercera Catalana que le propició el ascenso.  El reto ahora es consolidarse

Gerard Virgili

Whatsapp
La formación del Catllar, que compite en Segunda tras el ascenso del curso pasado. FOTO: DT

La formación del Catllar, que compite en Segunda tras el ascenso del curso pasado. FOTO: DT

No dejó tiempo para lamentos: el CE El Catllar topó con el descenso, sí, pero irrumpió en Tercera Catalana con 14 victorias consecutivas. El golpe, lejos de arrugarlo, espoleó a un equipo que solamente dejó escapar 13 puntos en toda la temporada y que firmó 111 goles durante la misma. Ahora que han vuelto a pisar Segunda tras un año de transición, los catllarenses no tienen intención de abandonarla de nuevo.

El ascenso era una necesidad, y fue desde el inicio de la pasada campaña una meta marcada a fuego: «El balance del año pasado es completamente positivo», explica Xavier Roch, presidente del CE El Catllar. «Esto es lo que buscábamos, hemos vuelto a la categoría que nos pertenece». Tras cumplir con el objetivo, la junta directiva decidió hacer los cambios necesarios para afrontar una nueva etapa en Segunda: «Hemos cambiado todo el cuerpo técnico y, de la mitad de la plantilla, siguen 11 de los 22 jugadores que la componen», cuenta el dirigente.

Por lo que se refiere a la reestructuración del banquillo, Roch destaca la experiencia que ha adquirido el vestuario: «Muchos de los chicos que llegan este año son veteranos y han jugado ya en categoría superiores», asegura. En este sentido, destaca el esfuerzo económico que ha hecho la entidad: «En la 2017/2018 conseguimos que siete de nuestros 22 jugadores contaran con dietas. Este año hemos intentado hacer un equipo sólido y todo el grupo recibe algún tipo de gratificación».

Están de nuevo en Segunda y con sensaciones que permiten pensar en una temporada sin altibajos: el equipo, en su primer partido en casa, goleó con contundencia y se sintió superior a un Vendrell que el año pasado ocupaba las primeras posiciones de la tabla. Pese al buen rendimiento del grupo y a las nuevas incorporaciones, Xavier Roch descarta la opción del ascenso: «Afrontamos este arranque con mucha ilusión, pero luchar ahora por ascender sería un error, porque tenemos que ser conscientes de nuestras limitaciones económicas. Eso sí, hemos configurado un equipo con el que esperamos mantener la categoría sin complicaciones, e intentaremos acabar la temporada entre los siete u ocho primeros».

Encaminada la campaña para el primer equipo, Xavier Roch piensa en las tres premisas que le llevaron a tomar las riendas de la entidad: consolidar el conjunto en Segunda Catalana, contribuir al crecimiento del fútbol base y eliminar las deudas del club. Los pasos, hasta el momento, van en la dirección correcta: «Estaré en la junta hasta el 2020, y creemos que cumpliremos con nuestros objetivos para entonces», comenta Roch.

Entramos a la junta para impedir que este club desapareciera, y estamos haciendo lo posible para que así sea: hemos recuperado la categoría, los padres y chicos del fútbol base están contentos con cómo estamos haciendo las cosas y nos quedan 15.000 euros de la deuda con la que nos encontramos al hacernos cargo de El Catllar, que era de 60.000».

 Recuperar la categoría no solamente ha permitido conseguir el objetivo que el club se marcó al inicio de la temporada pasada, también ha logrado reactivar la afición del municipio: «Ganamos contra el Vendrell en casa delante de 400 personas», explica el presidente del club. «Estamos intentando hacer las cosas bien hechas y, viniendo de dónde venimos, es de agradecer que cada vez estemos trayendo a más gente». 

Siendo otra vez equipo de Segunda y con categorías inferiores que mantienen vivo el crecimiento de la entidad, el CE El Catllar tiene un esperanzador futuro por delante. Con las metas fijadas, solo queda esperar que el vestuario demuestre este año la garra que demostró en el anterior y, así, afianzarse en una Segunda Catalana que ha sido siempre su sitio.  

Temas

Comentarios

Lea También