El Cèvol Torredembarra ya está aquí

Los torrenses lograron el primer triunfo del curso ante el Muro tras un duro inicio de temporada

JUANFRAN MORENO MARCELO

Whatsapp
Los jugadores del Cèvol celebran un punto conseguido en el pasado derbi. FOTO: PERE FERRÉ

Los jugadores del Cèvol celebran un punto conseguido en el pasado derbi. FOTO: PERE FERRÉ

El Cèvol era consciente que el partido ante el Muro de la pasada jornada no era uno más. Era la oportunidad perfecta para sumar el primer triunfo de la temporada e impulsar a un grupo que solo había testado la derrota en las primeras semanas de competición.

Había un argumento sólido para explicar por qué se llevaban cero victorias tras cuatro partidos y no era otro que le había tocado medirse a los cocos del grupo C de la Superliga 2, esos que son candidatos a ascender y que están marcando un alto ritmo de puntaje desde el inicio. FC Barcelona, San Roque, l’Illa Grau y SPiSP habían sido los verdugos de los torrenses en sus cuatro primeros duelos. En otras palabras, los cuatro primeros clasificados de la tabla en estos momentos y ya con un colchón importante respecto a sus perseguidores.

«Esta semana ha empezado nuestra liga y es donde nos tenemos que hacer fuertes y saber competir. Lo difícil era hacerlo después de todas las derrotas acumuladas y no era fácil cambiar el chip y estar emocionalmente más tranquilos», asegura el entrenador de los torrenses, Iñaki Bescós.

Ante el Muro aprovecharon su oportunidad y eso que comenzaron perdiendo pero su reacción fue tan firme que se llevaron el partido con más o menos comodidad (23-25/25-19/25-14/25-19). «Se complicó un poco con ese primer set en contra, pero la sensación no era para nada mala. Se decidió en errores pequeños, pero se veía que veníamos trabajando bien», añade el técnico torrense.

El hecho de haber superado una parte tan dura del calendario también ha permitido que el Cèvol llegue con un punto de exigencia muy elevado para el tramo de calendario más terrenal que tiene ahora por delante: «La exigencia ha sido muy alta en estos primeros partidos, nos ha puesto a prueba y ha sido un toque de humildad, ya que no hemos sido competitivos ante estos equipos. Nuestra liga es otra y el objetivo es asentarnos en la categoría e ir aprendiendo».

Lo que Bescós tiene claro es que el equipo todavía tiene margen de mejora y se encuentra en un proceso de crecimiento que ilusiona: «Somos un equipo que tenemos mucho potencial y con gente de mucho nivel y tenemos que ir a más. Nos falta consolidarnos como grupo».

Por último, el Cèvol visita esta jornada la pista del Mediterràneo Castellón, quinto clasificado, y que presentará una mayor dificultad, a priori, que el Muro: «Es un equipo peligroso que el año pasado estuvo arriba en la clasificación y en su casa son muy competitivos. Es el partido más difícil que nos queda en toda la primera vuelta».

El Cèvol ya está aquí y su objetivo es volver a conseguir la permanencia en su segunda temporada en la Superliga 2. La victoria ante el Muro es el inicio para ello.

Temas

Comentarios

Lea También