Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Estadi late con su Reus

Los hinchas no fallaron en la cita clave de la temporada y vibraron con el buen juego del equipo. Algo distinto se está moviendo en la ciudad. La afluencia de público ha mejorado
Whatsapp
Las gradas del Estadi , repletas de aficionados jóvenes con ánimos de alentar al equipo.  Foto: Alfredo González

Las gradas del Estadi , repletas de aficionados jóvenes con ánimos de alentar al equipo. Foto: Alfredo González

El Estadi lució traje de luces el domingo. Su aspecto sorprendía y desprendía belleza. Más de 3.000 espectadores se acercaron el recinto. Su Reus necesitaba un empujón en el día señalado. Ante el Hércules no valían las medias tintas. Era ganar o adiós al sueño. Entendió el mensaje la gente. De hecho, en los últimos tiempos algo distinto se está moviendo en la ciudad. Se habla de fútbol. Y no sólo del Barça y del Madrid. Los reusenses conocen cada vez más a su equipo y las intenciones del proyecto. El boca a boca se extiende. Y los resultados generan ilusión. Porque, al final, sin resultados, sin la pelotita dentro de la portería, todos los esfuerzos se convierten en el estériles.

El club intenta construir una cultura de fútbol que pocas veces ha existido en la capital del Baix Camp. Su idea ambiciosa necesita del aliento de una masa social creyente. Se han dado los primeros pasos. No sin un trabajo de promoción necesario. Esta semana, con la celebración de la Ganxet Pintxo, la entidad rojinegra ha aprovechado para poner en el escaparate a su equipo de fútbol. Con dos pinchos y el palillo correspondiente valía para poder acudir al Estadi gratis. La imaginación, la creatividad, ayudan.

 

Polémica en los accesos

La numerosa afluencia de público sorprendió incluso a la organización del partido, que vio como se crearon largas colas en los accesos media hora antes del partido. La costumbre de los aficionados de llegar al Estadi con el tiempo justo tampoco ayudó, aunque finalmente pudo solucionarse el problema. De hecho, el sofocón se convirtió rápido en sonrisa permanente gracias al juego del equipo. La hermosa primera parte del Reus iluminó a los de siempre y a los pocos habituales. Algo que puede ayudar a que vuelvan de forma más frecuente. La entrada ante el Hércules se postuló como la segunda mejor de la temporada, después del derbi antel Nàstic, que reunió a 4.000 espectadores. Ante los alicantinos, 3.100 para ser exactos.

Para los de Natxo González, la pelea por el objetivo más ambicioso se mantiene. Quedan cuatro finales, dos en casa. Y los jugadores ya dejaron claro su deseo. «Da gusto jugar con un Estadi así. Para nosotros es muy importante», reflejaron Colorado y Jaume Delgado en rueda de prensa. Natxo también. «Les damos las gracias y esperemos que en los próximos partidos podamos mantener este ambiente». Seguro que los chicos lo necesitarán.

Precisamente, Jaume Delgado, que hoy regresa a los entrenamientos con el resto de sus compañeros, no podrá participar el sábado en Paterna, en el compromiso liguero ante el Valencia Mestalla. El centrocampista cumplirá sanción. Natxo busca una solución al problema en una nueva semana intensa para el Reus.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También