Más de Deportes

Deportes TRIATLÓN

El Flor de Triatló, tres pétalos y una ilusión

El club Flor de Triatló con sede en Maspujols e impulsado por el triatleta Rafa Prado a finales de 2016 ya despunta como uno de los conjuntos más prometedores de la demarcación, sin límites

Iñaki Delaurens

Whatsapp
Imagen de varios miembros del club en una las primeras pruebas que ha realizado el conjunto de Maspujols en este inicio de año. Foto: flor de triatló

Imagen de varios miembros del club en una las primeras pruebas que ha realizado el conjunto de Maspujols en este inicio de año. Foto: flor de triatló

El deporte, el juego, por simple placer parece cosa de niños. Por suerte sólo parece. Precisamente, con esa ilusión infinita propia de los más pequeños ante el reto de divertirse, el triatleta Rafa Prado ha impulsado un nuevo club en la provincia, el Flor de Triatló.

Durante sus siete años en el Diablillos de Rivas de Madrid al frente del ranking nacional, Rafa –campeón de la Copa España del triatlón de larga distancia y séptimo en el Nacional élite de 2011– comprendió que el esfuerzo del triatlón comporta una mezcla bastante equitativa entre disfrutar y competir. Un paradigma en que está permitido perder. Estas ideas suponen la base del conjunto que ha fundado y preside con sede en su pueblo, Maspujols.

Tras su paso por el Reus Ploms y el CNTàrraco, Rafa decidió montar su propio club. Definir su marca y filosofía. Consiste en el concepto ‘equipo’. La unión del bloque prevalece a los intereses individuales. Es fundamental sobre todo en la formación. Además, la labor tiene un plan a largo plazo pensando en la proyección nacional e internacional tanto del triatleta como del club.

Rafa ha confeccionado un equipo de 26 atletas, entre duatlón y triatlón, en que predominan jóvenes sub-23. Sus primeros pasos están siendo de lo más prometedores:terceros en el duatlón de Mataró de la Copa Catalana;terceros en otra parada de la Copa Catalana en Granollers;y en el Catalán por equipos del Prat de Llobregat, un tercer puesto en open y abandono en élite.

En estos primeros meses de andadura, el club está entrenando –tres veces por semana en grupo, luego ya individual– en las Piscines de Vila-seca y su entorno, con el carril bici o el Parc de la Torre d’en Dolça. El club busca un ayuntamiento que quiera comprometerse y promocionar el deporte en la sociedad y las aulas.

La meta a largo plazo es convertirse en el club referente de triatlón y duatlón de la provincia. A corto, ascender de Preferente a Segunda Nacional, entre los treinta mejores equipos del país. La prueba será en junio en Pontevedra, en el Cto. de España de Clubs.

Los ingresos de Flor de Triatló de momento proceden de premios de carreras, sponsors y aportación personal del propio presidente. Los atletas ven recompensado su trabajo con la participación en pruebas importantes como el duatlón en Águilas (Murcia) clasificatorio para el Nacional, el duatlón de larga distancia del Cto. de España o el duatlón por equipos y relevos de Boiro (La Coruña). Las próximas citas del calendario florista.

El club también promoverá varios clínics de duatlón y triatlón con deportistas invitados. Es un plan que conlleva experiencia, sacrificio, compromiso, pero sobre todo, ilusión. La que se esconde detrás de los tres pétalos del trébol de Flor de Triatló.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También