Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Forte y su dorado

El Vendrell se medirá el sábado a un rival que vive su época más gloriosa, con Pedro Gil como líder del proyecto

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
Enric Torner, Pedro Gil y Pablo Cancela celebran un gol con la camiseta del Forte dei Marmi.  Foto: Gabriele Baldi

Enric Torner, Pedro Gil y Pablo Cancela celebran un gol con la camiseta del Forte dei Marmi. Foto: Gabriele Baldi

Forte dei Marmi, la ciudad balnearia de la Toscana, supera el silencio de sus calles en invierno con el ruido apasionado del Palazzetto dello Sport, donde el equipo de hockey mantiene viva la llama de la esperanza. El Forte, como es conocido en el mundillo, saborea en la actualidad su época dorada. Ha ganado los dos últimos Scudettos y ahora siente como imprescindible hacerse hueco en la Champions, el escaparate que ofrece mayor prestigio.

El éxito de esta entidad, que siempre se ha distinguido por su carácter familiar, responde a la fuerte inversión del sector empresarial IL GSO, que hace tres temporadas decidió volcarse en el diseño de la plantilla. Antes, el Forte no escapó del ascensor. Transitaba entre la A2 y la máxima categoria. Los más viejos delugar recuerdan alguna semifinal perdida hace 30 años.

Todo el nuevo proyecto late entorno a la figura de Pedro Gil. Con el poderoso atacante de Sant Sadurní empezó la idea. Llegó a Forte procedente de Valdagno. Los problemas financieros de su anterior equipo le obligaron a buscar destino. En Forte estuvieron atentos y convencieron a Pedro. Es el jugador franquicia. La piedra angular.

Por aquel entonces, el exinternacional Roberto Crudelli, hijo de la ciudad, dirigía al equipo desde el banco y alimentaba el mono de la pista con algunos minutillos. Crudelli convenció a los dirigentes de que el plantel necesitaba más recursos. Llegaron Torner y el eterno Alberto Orlandi. Se mantuvo el gallego Cancela, un delantero con facilidad extrema para el gol.

Esa reunión de talento protegió la figura de Federico Stagi, un arquero de difícil definición, pero que mantiene su status en el equipo. Con esos mimbres, el Forte ha dominado Italia en los dos últimos cursos. Y ha gestado su jerarquía con una filosofía ofensiva. Sus registros goleadores resultan asombrosos. Sólo apreciando la naturaleza de sus jugadores se encuentra la razón. Con Gil, Torner, Cancela o Orlandi es difícil refugiarse en la racanería.

La evolución del plantel

El Vendrell de Guillem Pérez se va a encontrar el sábado a un rival que ha evolucionado. Por ejemplo, Crudelli ya no dirige la nave. Este verano ha tomado el timón otro exinternacional de postín en Italia. Bresciani mantiene el reto de hacer crecer la hegemonía del Forte. Al proyecto ya se añadió en 2014 Davide Motarán, un buen defensor, con enorme capacidad para el disparo exterior. La última adquisición cuenta con nombre y apellidos; Marco Pagnini, procedente del Follonica. Otro jugador de rasgos ofensivos, campeón de Europa en Alcobendas 2014 con la azurra.

A todo esto, la derrota en la Supercopa transalpina ante el Breganze, en la inauguración de la actual fecha, provocó las primeras dudas en Forte. El equipo ha acostumbrado a sus hinchas y a su entorno al máximo nivel. Les ha dado hábitos lujosos. Cuando aparecen las derrotas aparecen las sospechas. Como si se tratara de un gigante con tradición de títulos. Detrás del club ruge una masa social que llena el Palazetto cada día de partido. La ciudad ha aprendido a amar el hockey.

Justamente contra el calor del escenario también luchará El Vendrell, que mantiene similitudes con su rival del sábado. Del mismo modo ha emergido en los últimos tiempos. Sus títulos son recientes, En todo caso, la primera batalla de la Champions medirá a dos jóvenes recién llegados. Con enormes ganas de comerse el viejo continente.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También