Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Liceo será el rival del Reus en cuartos de final de la Champions

Los rojinegros han ganado al Iserlohn sin problemas en la última jornada de la fase de grupos (10-2)

Diari de Tarragona

Whatsapp
Alfredo González

Alfredo González

El Liceo gallego será el rival del Reus Deportiu en los cuartos de final de la Liga Europea, después de caer en la pista del Sporting de Lisboa por 5-3, en un partido que llegó a dominar por 0-3 en el primer tiempo. Los gallegos finalizaron segundos del grupo D con esa derrota y se cruzarán con el Reus en la eliminatoria previa a la Final Four. Los rojinegros disfrutarán del factor pista a favor. El partido de ida de esta eliminatoria tendrá lugar el 24 de marzo en A Coruña.

El Sporting de Lisboa, de esta forma, hizo valer su fortaleza como local para derrotar a los gallegos y se queda con la primera plaza del grupo D. Se medirá al Oliveirense luso en los cuartos de final. El Oliveirense ha terminado segundo del grupo A, el del Reus Deportiu.
Los de Jordi Garcia habían hecho los deberes en la penúltima jornada, después de vencer en la pista del Viareggio y cazar esa primera posición del grupo, que ofrece un chance importante, el del factor pista. 

Un rival sin secretos
Liceo y Reus apenas podrán esconderse nada, ya que se trata de dos equipos que se conocen al milímetro. Conviven en la OK Liga y luchan incluso por el campeonato regular codo a codo. En el partido liguero disputado en Riazor, durante la primera vuelta, el Liceo se impuso por 3-2.

Sin duda, se presagia una eliminatoria de lo más equilibrada, por lo que el Reus podría respaldarse en ese partido de vuelta en el Palau d’Esports para poder decantarla a su favor. Los rojinegros son los actuales campeones de Europa y defienden el título que levantaron la pasada temporada en Lloret.

Un trámite

El buen trabajo del Reus durante toda la fase de grupos, en la que no ha conocido la derrota, hizo que ante el Iserlohn, los de Garcia se lo tomaran como un entrenamiento competitivo. Apenas se jugaban nada y el rival tampoco iba a exigir mucha pelea. El Iserlohn sigue estando a años luz del máximo nivel europeo. 

Jordi Garcia le dio la alternativa al joven portero de la cantera Luka Hernández, que fue titular en sustitución de Càndid Ballart, que tuvo descanso. También vio el partido desde la grada Raúl Marín, con molestias físicas. El técnico no quiso arriesgar con el capitán, ya que el martes el Reus se juega la Liga ante el Caldes, también en el Palau d’Esports.

La gestión del partido hizo hincapié en el ahorro de esfuerzos, aunque los goles fueron cayendo poco a poco. Torra fue el encargado de inaugurar el marcador por partida doble y el Reus se desató, sobre todo en el segundo tiempo, cuando incluso los jóvenes Ferran Giménez y Jan Escala lograron marcar su gol, ante la admiración del Palau d’Esports. 

El 10-2 final decoró una gran fase de grupos del Reus Deportiu, que sólo ha cedido un empate ante el Viareggio en el partido del exilio. Los rojinegros ya piensas en ese enfrentamiento directo ante el Liceo, en una de las grandes eliminatorias de cuartos de final de la Champions. La emoción está asegurada.

Temas

Comentarios

Lea También