Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Morell asciende a Tercera

Un empate a cero en el campo del Sant Ildefons les coronó campeones de grupo y les hizo lograr un ascenso para la historia
Whatsapp
La plantilla del Morell, delante de su autocar, festeja el histórico ascenso conseguido ayer. La fiesta se alargó durante todo el día.  Foto: DT

La plantilla del Morell, delante de su autocar, festeja el histórico ascenso conseguido ayer. La fiesta se alargó durante todo el día. Foto: DT

El Morell conquistó ayer el primer ascenso de su historia a Tercera División y lo hizo por todo lo alto, proclamándose campeón de su grupo en Primera Catalana y subiendo directamente de categoría, sin esperar a eliminatorias ni promociones. En el partido clave los morellenses no fallaron. Tenían que sumar al menos un empate a domicilio en la última jornada de la Liga si no querían estar pendientes de otros resultados. Y así lo hicieron. Las tablas sin goles en la visita al Sant Ildefons le dieron al equipo el punto que necesitaba para consumar la gesta, de forma que lavictoria del Santboià (2-1) ante el Tàrrega fue insuficiente para los barceloneses, que terminan segundos, a un punto del Morell.

El Sant Ildefons y el Morell completaron un encuentro poco vistoso y sin muchas ocasiones en el que los visitantes apenas padecieron. Los locales, sin nada en juego, cedieron la iniciativa a un Morell que buscó con más insistencia el empate y, en general, llevó las riendas del partido.

El dominio visitante fue claro ya desde el principio. Los hombres entrenados por Joan Antoni Pallarès comenzaron a crear ocasiones de gol pero la falta de acierto evitó que el equipo se adelantara en el marcador.

 

100 morellenses desplazados

El Morell no quería sorpresas y buscaba finiquitar lo antes posible el encuentro. Espoleado por los más de 100 seguidores que se desplazaron –iban dos autocares y también algún vehículo particular–, los tarraconenses lo intentaron y vieron cómo el árbitro anulaba un gol por fuera de juego. El Sant Ildefons lo probó al contragolpe y creó algo de peligro con remates de cabeza que no tuvieron mayor trascendencia. En la segunda mitad siguió la misma tónica, con el Morell sin pasar muchos apuros, aunque tampoco sin poder marcar el tanto que le diera la tranquilidad definitiva. Los de Pallarès controlaron el partido en los últimos minutos para ahorrarse sustos y acabaron cosechando un empate sin goles valiosísimo para su gran objetivo. Cuando el partido terminó, se desbocó la fiesta morellense. Hubo invasión de campo por parte de los aficionados, que empezaron la celebración ‘in situ’, en el terreno de juego del Sant Ildefons. Se repartieron alrededor de 80 camisetas conmemorativas del ascenso, con el lema ‘Somos de Tercera División’.

 

Fiesta en el campo

La fiesta se trasladó después al estadio morellense, donde se hizo una barbacoa para todos los aficionados y demás vecinos del pueblo que quisieran festejar este primer ascenso del club a Tercera. Después fue el turno de la recepción oficial en el Ayuntamiento del Morell y, a continuación, la plantilla y otros aficionados siguieron la fiesta de noche.

El éxito supone el broche al excelente trabajo que está realizando el míster, Joan Antoni Pallarès, al frente de la nave morellense. Con este logro, el equipo ha logrado su segundo ascenso consecutivo. En menos de un año, el Morell ha pasado de disputar la Segunda Catalana a jugar en Tercera División, la cuarta división estatal. Futbolistas como Sergi Moreno, David Sangrà, Jordi Roca o Borja Abenia, todos de solvencia y amplia experiencia futbolística, han sido claves en esta aventura comandada en el banquillo por Pallarès, un técnico emergente que comienza a coleccionar éxitos en su todavía corta carrera como entrenador.

El Morell se ha mantenido siempre entre los puetos de cabeza –a veces disputándose el liderato con equipos como el Catllar o el propio Santboià–, pero la buena racha final le permitió encaramarse a lo más alto de la tabla y sellar por la vía rápida su ascenso de división. El Morell, con sólo cinco encuentros perdidos esta temporada, se ha mostrado siempre como un conjunto inquebrantable y muy sólido. La próxima temporada afrontará un reto hasta ahora inédito para la entidad: la Tercera División.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También