Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Nàstic firma a la 'perla' de Mel

La Federación Española confirmó la operación de última hora por la que Sergio Rodríguez, el canterano preferido del técnico bético, jugará en el equipo tarraconense hasta final de temporada
Whatsapp
Sergio Rodríguez durante un entrenamiento de este curso con el Betis. Foto: Estadio Deportivo

Sergio Rodríguez durante un entrenamiento de este curso con el Betis. Foto: Estadio Deportivo

Sergio Rodríguez jugará en el Nàstic hasta final de temporada. La RFEFdio el visto bueno a una operación que se cerró en las horas previas al cierre del mercado. Una jugada a tres bandas, entre el Nàstic, la agencia de representación del futbolista y accionista grana Promoesport y el Betis, club que posee sus derechos. El coste de la cesión es de 25.000 euros. La mitad de lo que pedía la entidad verdiblanca y que estaba a dispuesto a pagar el Oviedo, antes de salirse de la puja.

El mediapunta de 22 años ocupará plaza de sub-23 y llegará hoy a Tarragona para pasar revisión médica y ponerse cuanto antes a las órdenes de Vicente Moreno.

Del jugador destacan sus aptitudes creativas y su verticalidad, además de un potente disparo de media distancia.Su polivalencia le permite jugar en la media punta y en banda izquierda, a pesar de ser diestro,por su tendencia a jugar hacia el centro.

En Sevilla, señalan a Sergio Rodríguez como el ojito derecho de Pepe Mel. El técnico madrileño del Real Betis siente devoción por el mediapunta ya desde su primera etapa como entrenador verdiblanco. Fue él quien le dio la alternativa durante un Betis-Huesca de Segunda división, en la temporada 2010-11. Sergio tenía solo 20 años, pero ya enamoraba con la calidad que atesoraba en sus botas en el filial verdiblanco.

Cada vez que tenía ocasión, Mel le daba la alternativa. El entrenador verdiblanco ha tirado de él en seis ocasiones. Una en el mismo Bernabéu, en la 2011-12, cuando entró en el campo para sustituir al lesionado Vadillo. También fue el elegido para cubrir la baja de Rubén Castro a inicios de la campaña pasada. Era una de las sensaciones de la pretemporada. Pero la mala fortuna de las lesiones le han perseguido e impedido su continuidad en la primera plantilla bética. En verano del 2013 tuvo que pasar por el quirófano para tratarse de una calcificación en el tendón rotuliano de su rodilla izquierda.

Ese infortunio ha lastrado el prometedor futuro del sevillano, observado por el mismo FC Barcelona que negoció su cesión hace dos veranos. Los dos clubes no se pusieron de acuerdo y Sergio acabó renovando y firmando su primer contrato como jugador del primer equipo del Betis.

La temporada pasada, el jugador se marchó cedido al Lugo, en Segunda, durante el mercado invernal. En Galicia encontró la continuidad. Jugó 11 partidos, anotando un gol.

Su retorno al Betis tampoco ha salido como esperaba. Y Mel le ha convencido que salga a buscar minutos. Le necesitará en el futuro.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También