Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Reus cae por la mínima en Lodi

Los rojinegros se quedan a un paso de remontar el 3-0 inicial de los italianos. Marcan Salvat y Àlex Rodríguez (3-2)

Diari de Tarragona

Whatsapp
Foto: Roberta Mirabile

Foto: Roberta Mirabile

El Reus se quedó a un paso de la remontada en Lodi, después de verse con un 3-0 en contra en el arranque del segundo tiempo. Reaccionaron los de Garcia con las dianas de Salvat y Rodríguez, aunque no bastaron para, por lo menos arañar un punto de la pista italiana. Eso sí, esa reacción final sí  deja la clasificación para cuartos de final abierta, ya que se podría dar el caso de que los reusenses se la jugarán en el partido de vuelta en el Palau d’Esports ante el mismo Lodi. Ese guión ya ocurrió el pasado curso, con éxito para el Reus, que dejó al Lodi fuera en la fase de grupos.

El Reus se topó con Valentin Grimalt en un primer tiempo en el que desaprovechó hasta dos bolas paradas para desnivelar el marcador. Empezó el partido con una cartulina azul al capitán del Lodi Domemico Illuzzi y no hubo respuesta contundente de los rojinegros, que mostraron demasiado perdón a un rival de máximo nivel. 

Marc Julià no culminó el tiro directo y la posterior superioridad numérica de los rojinegros quedó estéril. Intentó mover el equipo de Garcia el triángulo de los italianos, bien ordenados entorno a su arquero. No hubo premio para los reusenses, que eso sí, habían mostrado un nivel defensivo coherente. 

Resultado abultado
En realidad, el resultado al descanso (2-0) resultó demasiado abultado. Simplemente premió al equipo más eficaz. En juego no hubo distancia, sí en calidad de remate y ejecución. En eso, el argentino del Lodi, Lucas Martínez, se convirtió en un puntal diferencial. Sobre todo en el segundo gol, cuando asistió de forma magistral a Compagno, que acabó la maniobra con un remate malabarista. El partido ya rozaba el descanso y un poco antes, De Rinaldis había avanzado a los italianos con una ejecución al segundo poste. Todo el trabajo de desgaste del Reus quedó en nada. Incluso, Àlex Rodríguez no acertó en un penalti que aspiraba al empate a uno.

Todas las noticias al descanso invitaban a un segundo tiempo para olvidar. El Reus no había enseñado una mala versión pero fue castigado como es costumbre en Europa cuando perdonas más de lo aconsejable. Entre dos protagonistas de máximo nivel, normalmente las distancias suelen marcarse en las áreas. El Lodi en eso fue un equipo puntual y certero y ese 2-0 le lleno de autoestima.

Al regreso de vestuarios, una cartulina azul a Àlex Rodríguez ayudó al dominio local. Los de Garcia se quedaron en inferioridad numérica y volvieron a recibir un golpe casi definitivo. Ballart había solucionado el primer problema, la directa, pero no pudo detener un remate del portugués Joao Pinto, que sirvió para el 3-0 y acomodar a los italianos en el resultado.

Roberta Mirabile

Situación crítica
El Reus entró en una situación crítica ya no por poder optar a la victoria si no también por la distancia que se podía dar en el gol average particular, decisivo en este tipo de formato de fase de grupos. 
Esta vez sí hubo respuesta rojinegra. Dos minutos después del 3-0 de Joao Pinto, Joan Salvat acertó para el 3-1 y devolvió la esperanza y cierta ligereza al resultado. El gol de Salvat ayudó al equipo a crecer en el juego. Recuperaba con cierta rapidez en defensa y conseguía correr transiciones, aunque todas acababan en el cuerpo de Grimalt, muy entero durante toda la noche. Ya es conocida la falta de gol del Reus, mermado en ese registro desde la pasada temporada. En Lodi, cuando manejó con abundancia el partido, careció de su instinto asesino. 

Lo tuvo Àlex Rodríguez en el tercer intento a bola parada. En la décima falta del Lodi. Marcó con un tiro de pala que perforó a Grimalt y devolvió la emoción al partido. 3-2 y con poco más de cinco minutos por delante. Rozaba una pequeña gesta el Reus, pero necesitaba completarla.

No hubo espacio para un 3-3 que hubiera impulsado un buen segundo tiempo de los de Garcia, que se sobrepusieron a los goles de contundencia de un rival que es líder en Italia y que parece haber creado un grupo sólido, que mezcla experiencia y juventud. La derrota no resta posibilidades a los rojinegros, ya que el 3-2 les permite poder jugársela con los italianos en el partido de vuelta en el Palau d’Esports, de cara a la clasificación para cuartos de final, el gran objetivo de los dos equipos en la máxima competición continental.

Temas

Comentarios

Lea También