Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Reus pide auxilio a la leyenda del templo

Los rojinegros juegan esta noche, a partir de las 21.00 horas, su primera final europea ante el poderoso Lodi italiano

Diari de Tarragona

Whatsapp
templo.jpg

templo.jpg

El Palau d’Esports de Reus está cansado de vivir noches a todo o nada. Prácticamente lo ha hecho desde que existe. Entre otras cosas porque su equipo de hockey le ha llevado a experiencias extraordinarias. Las más lujosas en el continente. Desde la época del Reus de las Sis Copes, se han saboreado noches de conquistas para la enciclopedia y también derrotas lagrimosas. El templo del hockey mundial dispone de una leyenda casi inalcanzable. Y El Reus de Jordi Garcia se arropa de nuevo a la fortaleza de ese lugar para enfrentarse a su primera final de la temporada. No hay ningún título en juego. Sí, la continuidad en la Copa de Europa, la competición fetén del club.

Anda algo raro el equipo de Garcia en 2019, donde se ha dejado por el camino sus dos únicas derrotas en el campeonato doméstico (Voltregà y Noia) y ha perdido además el tercer lugar. Ha mezclado grandes actuaciones como en Calafell con motivos de cierta sospecha. Probablemente son registros y precedentes que no condicionan. Cuando la Copa de Europa llama a la puerta, el Reus se siente poderoso, vuelve a casa, sonríe. Es como su hábitat natural. 

Un rival peligroso
El actual campeón del Scudetto se ha ganado el derecho a considerarse como la gran esperanza del hockey italiano. Necesita de referentes sólidos el país, que en los últimos tiempos sólo ha disfrutado de dos semifinales europeas con el Forte dei Marmi. Ha perdido fuerza Italia, ya no sólo a nivel de clubs. El déficit de talento en categorías formativas también le ha penalizado en campeonatos de selecciones. Hasta el punto que el Follonica que levantó la Champions en 2006 se ha convertido en el último gran equipo de Italia. 

El joven Amatori Lodi del portugués Nuno Resende se sostiene en el talento del capitán Doménico Illuzzi y del atacante Alessandro Verona. Dispone de una portería poco ortodoxa, pero efectiva. La defiende el argentino Grimalt. En la ida, el 3-1 para los italianos obliga al Reus a exponerse. No sólo necesita sumar el éxito esta noche. Haría bien en igualar el average particular. En juego, una plaza para cuartos de final.

La trasdencencia del partido ha llevado al club a rebajar prestaciones y precios. Lo ha promocionado elevándolo a final encubierta. Los hinchas disponen de un dos por uno de entradas a solamente cinco euros. Se espera una respuesta que invite a pensar en el lleno.

Temas

Comentarios