Más de Deportes

Deportes Hockey

El Reus vence pese a dormirse en los laureles

El CP Calafell destroza al CH Caldes tras una primera mitad impecable y se acerca a los cuartos de final de la Lliga Catalana

REDACCIÓN

Whatsapp
Los jugadores del Reus en un lance del partido. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Los jugadores del Reus en un lance del partido. FOTO: FABIÁN ACIDRES

El Reus Deportiu se llevó una victoria de su primer partido en la Lliga Catalana. Los rojinegros pasaron por encima del CP Voltregà en los primeros 16 minutos, pero sus rivales estuvieron cerca de darle la vuelta con dos tantos que pusieron el miedo en el cuerpo de la parroquia resuesne (3-2).

El principio del conjunto rojinegro fue implacable. Pablo Del Río avanzó a los suyos en los primeros cinco minutos y abrió una brecha que podría haber acabado en goleada. Antes, el Voltregà pudo devolver el empate, pero Canal erró el penalti y el Reus no perdonó. Olió la sangre y remató. Diego Rojas, tras un tiro repelido de Raul Marín, anotó el segundo.

A los diez minutos, Raúl Marín gozó de la oportunidad de meter tierra de por miedo entre ambos conjuntos con un penalti que había provocado él mismo, pero no logró convertirlo. El tercero de los rojinegros llegaría precisamente de penalti. Raúl Marín se inventó de nuevo un penalti que Devid Gelmà no perdonaría, dejando un 3-0 a los 16 minutos.

Aunque el partido parecía sentenciado, el Voltregà iba a dar más guerra de la esperada. Al filo del descanso, convertiría un penalti provocado por Del Río y abría la cifra anotadora del conjunto de Sant Hipòlit de Voltrgà antes del entretiempo.

En la reanudación, Joan Salvat contó con la ocasión para imponer la tranquilidad entre las filas reusesnes. El penalti no terminó en el fondo de la red y lo peor estaba por llegar.

Arnau Canal anotó la falta directa. El Voltregà estaba solo a un gol del empate y quedaba partido de sobras para darle un susto a los rojinegros.

El Reus evitó a debacle. De hecho, Marc Julià pudo poner el cuarto con una falta directa que terminó en nada. Con sufrimiento a la vez que con unos 16 minutos remarcables, el Reus cosechó la primer triunfo de la Lliga Catalana.

Por su parte, el Calafell empezó de la mejor manera posible la Lliga Catalana, con una clara victoria y buenas sensaciones sobre el parqué. Los calafellenses se deshicieron del Caldes sin mucha dificultad por un contundente 3-5.

Los locales tuvieron pocas opciones de llevarse el triunfo. A los seis minutos consiguieron poner las tablas en el marcador con un gol de falta directa de Ferran Rosa, pero a partir de ese tanto sus opciones se desvanecieron. Los vediblancos fueron un huracán que engulló a sus rivales y dejaron el partido con un inapelable 1-4 al descanso. Dos goles de Jan Escala y otros par de Sergi Mas impusieron con puño de hierro la ley de los calefellenses en los 25 minutos iniciales.

Tras la media parte, el pescado estaba prácticamente vendido. Martí Gabarró le endosó la manita cuando los jugadores del Caldes se estaban intentando despertar de la desastrosa primera parte. El resto fue historia. Ferran Rosa consiguió maquillar el resultado con dos tanto, pero no fueron suficiente para voltear un marcador insalvable.

Tanto Reus Deportiu como Calafell se sitúan con opciones de alcanzar los cuartos de final que se disputará en Sant Hipòlit de Voltregà.

Temas

Comentarios

Lea También