Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El SPiSP cierra seis fichajes para competir en la Superliga 2

Los internacionales de casa David Sanllehí y Álvaro Gimeno dan el plus a un equipo que se refuerza con perlas de la residencia Blume

Raúl Cosano

Whatsapp
El salouense David Sanllehí (derecha) regresará al SPiSP para liderar este nuevo proyecto.  Foto: rfvb.com

El salouense David Sanllehí (derecha) regresará al SPiSP para liderar este nuevo proyecto. Foto: rfvb.com

El nuevo proyecto del Sant Pere i Sant Pau toma forma, reforzado por el ascenso a Superliga 2, la segunda máxima categoría estatal, a raíz de una reestructuración de grupos de la Federación Española de Voleibol. Atrás quedan tiempos de obligados descensos de categoría, renuncias y planificaciones de supervivencia. Ahora la entidad inicia un recorrido a cuatro años vista con el objetivo de consolidarse en la categoría y, a largo plazo, regresar a la Superliga, el techo de la disciplina.

El primer paso se dará esta misma temporada, con una renovación intensa del primer equipo basada en el rejuvenecimiento y las caras nuevas, algunas de ellas con experiencia internacional. Hasta seis fichajes ha cerrado ya el club para esta andadura, y está pendiente de sumar dos más.

Una adquisición de relumbrón será la del salouense David Sanllehí, todo un internacional absoluto que está a punto de cerrar su vinculación con el club. Sanllehí regresará así a la entidad donde dio sus primeros pasos, después de haberse curtido en la máxima categoría, la Superliga, e incluso de una experiencia en el extranjero. El próximo jugador del SPiSP viene de competir en Francia y adjuntará tablas en compromisos internacionales. Después de haber sido internacional en categorías inferiores, este verano ha competido con la absoluta en la Liga Mundial. «Hemos jugado muy bien, aunque no hayamos llegado a la Final Four. Hay que estar orgullosos. Para mí, después de un año bastante difícil, ha sido muy bonito estar en el equipo y disputar», comenta Sanllehí, formado como receptor pero que con España acaba de estrenarse como líbero, antes de pensar ya en el SPiSP: «Me he encontrado cómodo. He recuperado la confianza y ahora me centraré en el Sant Pere. Creo que está haciendo un buen equipo, me gusta mucho el proyecto, con gente joven. Voy con muchas ganas».

Poco antes de iniciar la pretemporada con el equipo rojillo, tomará parte en el Preeuropeo, nuevamente con la selección española absoluta. Más allá de Sanllehí, habrá cinco nuevas caras, todas ellas promesas forjadas en el centro de alto rendimiento Joaquín Blume, en Barcelona. El SPiSP contará con Álvaro Gimeno, un salouense de 16 años que viene de proclamarse subcampeón en el Mundial escolar que se ha celebrado en Serbia. Gimeno se ha formado en la Blume aunque pertenece al SPiSP. Mide 2’,02 metros y juega tanto de receptor como de opuesto. «Es una de las grandes promesas del voleibol en España. Va a llegar muy lejos», vaticina Álex Stevovski, gerente del SPiSP. También competirá Isaac Valiño, tarraconense de 16 años, formado en el club rojillo pero que ha militado los dos últimos cursos en la Blume. Juega de central. También de la reputada Blume procederá el barcelonés Héctor García, colocador, y Andreu Perpices, aranés que se desenvuelve como central. Ambos, que no pertenecen al SPiSP, jugarán con el equipo aunque sigan formándose entre semana en la Blume.

Por último, recalará el receptor David Crespo, también de la Blume. Tiene 18 años y juega de receptor. Además, el club va detrás de las incorporaciones del tarraconense Xavi Mora, un hombre de la casa, formado en el SPiSP, que además ha llegado a jugar en la Superliga. También se negocia la llegada, bien encarrilada, del central de Salou Diego Roldán. «Queremos hacer un equipo joven y con proyección. Estamos muy satisfechos, porque son jugadores con mucho potencial y recorrido», cuenta Álex Stevovski.

Hombres que siguen como Dídac Porro, Marc Riverola, Álvaro Bendicho o Rafael Gago también formarán parte de una plantilla que contará, como contrapunto, con la experiencia de tres veteranos: Nenad Dimitrieski, así como el gerente, Álex Stevovski, y el entrenador, Vlado Stevovski, que otro año más podrán ejercer de jugadores. El opuesto Gregory Bordas, convaleciente por una lesión grave, volverá cuando se recupere de forma definitiva, seguramente a partir de diciembre.

Con estos mimbres, aspirando a ascender a Superliga en cuatro años, el SPiSP se reactiva con toda la ambición. «Los dos primeros años serán de consolidación. A ver cómo funciona esta Liga. El proyecto es volver a lo más alto», resume Álex Stevovski.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También