Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El SPiSP prepara el asalto para ganar su primera Copa Príncipe

El Sant Pere i Sant Pau comenzará el año disputando en Galicia el torneo del KO de la Superliga 2. En semis se medirá al Valladolid

Raúl Cosano

Whatsapp
El jugador del Sant Pere i Sant Pau Valiño intenta superar el bloqueo del rival en un partido.  Foto: lluís milián

El jugador del Sant Pere i Sant Pau Valiño intenta superar el bloqueo del rival en un partido. Foto: lluís milián

El Club Voleibol Sant Pere i Sant Pau afronta el caramelo de la Copa Príncipe con la confianza de su impecable trayectoria en la Superliga 2, donde se mantiene líder del grupo B. Alzarse con el título supondría un espaldarazo al excelente rendimiento del equipo rojillo en la competición regular, donde no se ha apartado nunca de la primera posición.

La victoria, además, engrosaría el palmarés de un club que ya sabe lo que es ganar la Copa FEV, el precedente de la ahora denominada Copa Príncipe. «La copa es un premio para el equipo por todo el trabajo que ha hecho durante la temporada. Iremos allí a disfrutar, a competir y a demostrar nuestro mejor nivel de juego. Los jugadores saben que será una motivación para seguir trabajando en la Liga y acabar lo más alto posible», admite Vlado Stevovski, entrenador del SPiSP.

Los cuatro mejores equipos

Los tarraconenses viajarán a tierras gallegas. El pabellón Municipal de San Sadurniño (A Coruña) acogerá de nuevo el certamen, que alcanza su décima edición. El torneo del KO en la categoría de plata del voleibol estatal cita al conjunto local, líder del grupo A, con los tres equipos mejor clasificados en la Superliga 2 al término de la primera vuelta. El Sant Pere se estrenará en la competición el 7 de enero, midiéndose en la primera semifinal (17.30 h.) al Universidad de Valladolid, segundo clasificado del grupo A.

Los tarraconenses ya conocen las amenazas de su rival. Se enfrentaron a él precisamente este año, en la fase de ascenso a Superliga 2, que se disputó en Valladolid. «Tenemos que preparar bien un partido que será complicado, pero en el que tendremos opciones de ganar. Es un equipo al que conocemos bien. Prácticamente no ha variado respecto al que nos medimos en el play off», cuenta Vlado. Esa ronda trae un recuerdo negativo para el SPiSP, pues los tarraconenses se quedaron a las puertas del ascenso al perder por 3-2 en el partido definitivo contra el Universidad de Valladolid, que acabó subiendo a Superliga 2. Luego, el SPiSP terminaría ascendiendo también a raíz de una reestructuración de grupos por parte de la Federación Española de Voleibol.

Sin favoritismos

Ahora Vlado Stevovski opta por huir de favoritismos. «No somos más candidatos que otros. Todos los equipos que están aquí son buenos, porque están destacando en su grupo. Además, jugamos fuera de casa, y los locales tienen una buena plantilla». El Aldebarán San Sadurniño, además de jugar en casa, tendrá el aliciente de revalidar el título que ya logró el año pasado. El mismo sábado 7, a las 19.00 horas, tendrá lugar la otra semifinal. El CV Leganés se medirá al San Sadurniño por esa segunda plaza en la final, que se disputará al día siguiente, el domingo día 8, a las 12.00 horas.

Para el partido contra el Universidad de Valladolid, Vlado Stevovski tendrá a todos sus hombres disponibles, con la excepción de Álvaro Bendicho. El jugador continúa de baja, a la espera de pruebas para saber el alcance exacto de la lesión de rodilla que lleva varias semanas manteniéndole alejado de las pistas. «El resto de los jugadores están bien, en buenas condiciones físicas para afrontar la copa y muy motivados», concede Vlado.

La Copa Príncipe testará el estado de gracia que el SPiSP ha exhibido en toda la campaña. El equipo camina directo hacia el play off de ascenso, ya que sólo ha sufrido una derrota después de 11 jornadas disputadas. Cayó en casa contra L’Illa Grau, segundo clasificado y otro de los conjuntos potentes que, como el SPiSP, es candidato a subir.

El equipo no ve descabellado poder luchar por el regreso a la Superliga, la elite de la disciplina. Ante esa buena dinámica, el club rastrea posibles vías de financiación añadidas, con el fin de cubrir, si se da el caso, una temporada en la máxima categoría, algo que dispararía de forma notable los gastos –comenzando por los desplazamientos– y, por lo tanto, precisa de un mayor presupuesto. Subir a Superliga también supondría recuperar el status que el equipo perdió en 2011 debido a los recortes en la subvención municipal, a pesar de estar en un momento deportivo óptimo.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También