El Valls asalta la complicada pista del Olivar con un final de infarto

Boris Voykov debutó con la camiseta rojiblanca siendo determinante en la segunda mitad 

Adrià Miró Canturri

Whatsapp
Derbi entre CBT y CB Valls

Derbi entre CBT y CB Valls

El encuentro se planteaba complicado. Los vallenses debían visitar la pista de un Olivar que se encontraba segundo y estaba invicto en casa. Además, los de Oriol Pozo venían de perder ante su eterno rival en el Joana Ballart. Cuando el partido empezó, todos estos escollos se esfumaron.

El CB Valls consiguió el triunfo gracias a su acierto en defensa, desactivando a Aday Mara, la joven estrella de sus rivales, y con una gran actuación de Marcus Vinicius Toledo y el recién llegado Boris Voykov. De hecho, no fue hasta la segunda mitad cuando el exterior búlgaro mostró su mejor versión.

En los dos primeros cuartos, el duelo estuvo marcado por la igualdad (33-34). El conjunto aragonés salió mejor a pista con un 7-0 de entrada, pero los vallenses se repusieron del golpe inicial a medida que avanzó el partido. El parcial de 17-21 en el segundo periodo permitió a los visitantes irse al descanso un punto arriba, aunque lo mejor estaba por llegar.

Tras la reanudación, las idas y venidas marcaron el ritmo del partido y dieron ligera ventaja a los locales, que seguían sin estar demasiado acertados. Parecía que los vallenses se iban a ir a los últimos diez minutos por debajo, pero un triple de Voykov igualó el marcador. Esa canasta borró la errática primera mitad del búlgaro y marcó el inicio de sus mejores minutos.

Dos tiros libres y una recuperación en los primeros 30 segundos del cuarto acto, otro triple y un mate completaron sus registros ofensivos en el encuentro, al que también se le tienen que sumar los ocho rebotes que consiguió.

Pero en el momento clave fue Toledo y la suerte quienes salvaron al equipo. A cuarenta segundos del final, el brasileño recuperó un balón tirándose al suelo que culminó en el 60-64 que parecía ser definitivo. Aunque el jugador rojiblanco terminó expulsado, cuajó un gran partido con 16 puntos y ocho rebotes.

A pesar del marcador, los de Oriol Pozo sufrieron más de la cuenta. Con 62-64, los aragoneses erraron dos triples. Tras la recuperación, Domènech dispuso de dos tiros libres para cerrar por fin el duelo. El primero lo anotó, pero no tuvo la misma suerte con el segundo. Cuando solamente quedaban tres segundos para que sonara la bocina, el Olivar ensayó un tiro desde la mitad de la pista que el aro finalmente escupió. Los vallenses se salvaron y consiguieron un triunfo que les sitúa segundos.

Temas

Comentarios

Lea También