Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

Emaná ya se ve de grana

El delantero camerunés se ha ofrecido al Nàstic. El principal obstáculo es el coste económico y que el jugador tiene contrato con los Tokushima Vortis de la J2 League hasta 2018

Jaume Aparicio López

Whatsapp
Tejera, Reina, Achille Emaná, Naranjo y Xavi Molina antes de la Gala de LaLiga. Foto: INSTAGRAM

Tejera, Reina, Achille Emaná, Naranjo y Xavi Molina antes de la Gala de LaLiga. Foto: INSTAGRAM

Achille Emaná quiere regresar a Tarragona. Anda como loco con volver a enfundarse la zamarra del Nàstic y ayudar al equipor a salir del aprieto en el que se encuentra. Igual que el club granate le ayudó a él, cuando nadie lo quiso tras su fallida aventura en México. Esa deuda que contrajo con la entidad tarraconense la devolvió en parte con una temporada excepcional. Luego optó por marcharse. La oferta del Nàstic era insuficiente para sus aspiraciones económicas. Pidió más de lo que el club grana podía ofrecer y sus caminos se dividieron. El club trató de reparar su ausencia con Uche, mientras que el atacante africano se declinó por una oferta mareante del Tokushima Vortis, en la J2 League (Segunda división nipona). A ninguno de las dos partes le ha ido bien esta separación.

Achille no está a gusto. Ni siquiera ha debutado con el equipo japonés. Su cabeza está en Tarragona. En los amigos que dejó dentro del vestuario y en los despachos. También en el cariño enorme que le siguen despesando los aficionados por las redes sociales y que el incentiva con mensajes a sus excompañeros como Sergio Tejera y fotografías. Sin ir más lejos, el lunes colgó una imagen junto con Naranjo y los tres capitanes del Nàstic presentes en la Gala de los Premios LaLiga celebrada en el Palacio de Congresos de Valencia. Emaná, nominado al Premio Mejor Centrocampista de Segunda, no se separó ni un segundo de la expedición grana que completaban Lluís Fàbregas, director general, Jordi Virgili, consejero, y el técnico Vicente Moreno. Los contactos hace días que se han iniciado. La predisposición es buena y las sensaciones que transmite es de poder llegar a buen puerto. Sin embargo, los costes económicos son un obstáculo importante. El delantero africano tiene contrato en vigor con el club japonés hasta 2018. Los nipones invirtieron en su contratación y no le dejarán irse fácilmente.

El fubolista va a la suya y ha hecho movimientos intencionados. Llegó de Japón al Aeropuerto de Barcelona cargado de maletas, cuando se trataba de un viaje relámpago para la Gala. Achille debe volver a Japón y acabar la liga. El último partido de los Tokushima Vortis es el 20 de noviembre, frente al Shimizu S-Pulse. Después, el destino de Emaná podría volver a estar en Tarragona.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También