Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Empleados del Reus Ploms demandan al club por impago

Aseguran que sólo perciben el 75% de sus nóminas desde julio de 2012 y reclaman cerca de 150.000 euros en total
Whatsapp
El Reus Ploms atraviesa pro una delicada situación económica. Foto: Pere Ferré

El Reus Ploms atraviesa pro una delicada situación económica. Foto: Pere Ferré

El Club Natació Reus Ploms lleva años atravesando por una delicada situación económica. Incluso su viabilidad ha corrido peligro en más de una ocasión, aunque la entidad ha logrado mantener siempre su actividad, bien mediante el expediente de regulación de empleo que finalizó en 2013, o con el acuerdo sobre la bocina con Proidecamp SLsuscrito a primeros de 2012, cuando esta promotora estaba a punto de embargar parte de los bienes del club por una deuda de 710.000 euros cuyo pago acabó aplazado.

Pero los problemas persisten. Los últimos en aflorar a la luz pública proceden de los propios trabajadores del Reus Ploms. De la treintena de sus empleados,una decena han denunciado a la entidad en los juzgados por impago de parte de sus nóminas.

Reclaman un montante global que se acerca a los 150.000 euros, según sus propios cálculos. Corresponden al 25% que dejaron de percibir a partir de julio de 2012. «En junio de aquel año cobramos de repente sólo el 25% de la nómina, y desde el mes siguiente únicamente percibimos el 75%», explican varios de los denunciantes, que prefieren mantenerse en el anonimato, mientras muestran las demandas que han presentado. Datos que corrobora el asesor de Comisiones Obreras en el asunto, Ramón Córdoba, quien también asegura que el ambiente que se ha generado en la empresa ha desembocado en algunas bajas por depresión.

Los denunciantes aseguran que se han hartado de esperar y callar, porque el club no les da una solución. «Llevan meses diciéndonos que no hay dinero para pagar. Pero cada uno de nosotros tiene una familia detrás. Es desesperante», añaden los empleados en litigio, conscientes pese a todo que posiblemente deberán esperar hasta mayo o junio para que la situación se solvente. Para entonces están programados los primeros juicios en los que esperan que les dén la razón.

Estos empleados han querido denunciar públicamente la situación por la que pasan, aunque «algunos de nuestros compañeros que se hallan en la misma situación no lo han hecho, por la edad que tienen y por el miedo a quedarse sin trabajo», añaden. Otros trabajadores han preferido evitar cualquier tipo de litigio y se han adherido al nuevo convenio.

Fuentes del Club Natació Reus Ploms se limitaron a decir ayer sobre este caso que en estos momentos «se mantienen conversaciones con Inspección de Trabajo y el tema va por buen camino para resolverse».

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También