Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Es positivo que haya hombres en la rítmica"

La exgimnasta Tania Lamarca ha participado en el Sport Business Symposium de Tarragona, donde ha explicado su experiencia antes, durante y después de su carrera como deportista en la élite

Iñaki Delaurens

Whatsapp
La exgimnasta Tania Lamarca trajo su oro de Atlanta 96´ a Tarragona y lo mostró en el symposium. FOTO:LLUÍS MILIÁN

La exgimnasta Tania Lamarca trajo su oro de Atlanta 96´ a Tarragona y lo mostró en el symposium. FOTO:LLUÍS MILIÁN

Tania Lamarca (Vitoria, 1980) es una exgimnasta olímpica que logró el oro en Atlanta 96’ con el equipo de rítmica y también se alzó campeona del mundo dos veces. Ha participado en el Sport Business Symposium de Tarragona, donde ha explicado su experiencia antes, durante y después de su carrera como deportista en la élite.

- Ha participado en el Symposium con la charla ‘Campeones y gregarios’.

- Me propusieron hacer una conferencia de deporte y empresa. Y en los dos ámbitos se necesita un equipo detrás para poder llegar arriba. En este caso, la hago junto a Javier Gómez –coach y ejecutivo de Grupo Asser–.

- ¿Qué papel juega cada uno?

- Por guión, Javier sería el gregario y yo la campeona. De lo que hablamos es que no hay éxito sin equipo. En mi caso, al ser un deporte de conjunto necesitaba de mis compañeras.

- ¿Qué recuerda del éxito en Atlanta 96’?

- No lo valoré cómo ahora. Estaba metida en una rutina de entreno y trabajo y entonces era la recompensa al esfuerzo bien hecho. Con el tiempo te das cuenta de lo que cuesta realmente ganar un oro olímpico. Llegar a unos Juegos ya es difícil y lograr una medalla todavía más.

- Han pasado 21 años ¿qué ha aprendido desde entones?

- Que los valores del deporte son aplicables a la vida. A mi me cogió en la adolescencia pero te enseña trabajo, sacrificio, levantarse tras una caída, etc. un montón de valores que ahora aplico a mi vida laboral. Vivo un momento en el que quiero compartir, hacer conferencias y llegar a las personas.

- ¿Cómo puede servir su experiencia a los demás?

- Cuando cuentas tu historia la gente lo ve más real. Llegar a unos Olímpicos fue complicado pero el después también. Contarlo te permite empatizar con las personas. Es una manera de mostrar que no hay nada fácil pero todo se puede hacer.

- ¿Cuál fue el momento más difícil?

- La etapa más complicada fue la retirada, sobre todo cuando no lo decides tu. Volver a la vida fuera del deporte de élite me costó pero entonces introduje lo que había aprendido en mi día a día. De todos los cambios se aprende e intento buscar el lado positivo.

- Ese positivismo ha estado presente en la charla.

- Soy una persona positiva, siempre veo el vaso medio lleno sin darme cuenta. No es que todo vaya bien siempre, pero cuando las cosas van mal, hay que agarrarse a lo poquito bueno que haya para ser optimista y seguir adelante.

- Se define como luchadora y soñadora.

- Soy luchadora porque las cosas que he logrado no las he conseguido a la primera. Nunca me rindo. Y me considero soñadora porque siempre tengo algún objetivo en mente. Creo que soy positivamente inconformista, no me gusta acomodarme.

- ¿Cómo ha evolucionado la rítmica en estos 21 años?

- Hubo un bajón después de nuestra participación en los Juegos Olímpicos, pero el año pasado se volvió a la línea del podio con una plata en Río. El equipo se ha renovado y ahora lo más importante es mantener el nivel.

- En Constantí está el campeón de España junior, Ángel Darío. ¿Cómo ve la incursión masculina en la rítmica?

- Superpositiva. A mi hija siempre le digo que haga lo que quiera y le guste. En este sentido me parece bien que cada vez haya más hombres en la gimnasia rítmica.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También