Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Deportes FÚTBOL

Fichajes ausentes del Nàstic

La mitad de los refuerzos se han pasado más tiempo en la enfermería o con sus selecciones que en el terreno de juego defendiendo la camiseta del Nàstic

Jaume Aparicio López

Whatsapp
José Carlos controla el cuero frente a Juan Delgado y Djetei. Foto: Alba Mariné

José Carlos controla el cuero frente a Juan Delgado y Djetei. Foto: Alba Mariné

El informe estadístico del Nàstic arroja un diagnóstico depresivo: 6 puntos de 30 posibles; diez jornadas y ni una sola victoria; y acabando la mitad de las fechas como colista de Segunda. Aterrador. La posición en la tabla ya no puede considerarse anecdótica sino fruto de los deméritos, que poco o nada tienen que ver con estar más o menos afortunados. El azar puede jugar un papel premonitorio pero no explicativo. Que el golpeo enroscado de Juan Muñiz frente al Valladolid hubiera acabado en gol el curso pasado en lugar de estrellarse en el poste define el estado actual del Nàstic.

Buena parte de la explicación sobre la situación grana radica en la pésima dinámica reinante por la ausencia de triunfos. Pero hay más. El cambio de cromos de verano arroja un balance negativo. No se trata de planificación, sino de las prestaciones de los propios refuerzos, muy por debajo de las expectativas debido a lesiones, convocatorias internacionales y otros problemas extradeportivos. Aunte la ausencia del recurso actual, lo que había antes adquiere mayor valor. Incluso futbolistas cuya aportación fue más sentimental que participativa resplandecen mejor.

Y todo porque hay fichajes que prácticamente no han estado a disposición de Vicente Moreno en lo que llevamos de temporada. Unos como Kakabadze y Djetei supeditados a las llamadas de sus selecciones, otros por la evidente falta de adaptación al sistema y, los más preocupantes, a consecuencias de las lesiones (o molestias varias). El caso más claro es el de José Carlos. El sevillano, que ha entrenado este lunes con normalidad, lleva sin jugar desde la primera eliminatoria de Copa del Rey, en la que fue el autor del gol que dio el pase frente al Numancia en el Nou Estadi.

Sin informes médicos

No existe informe médico que detalle sus dolencias. Se intuye problemas en su rodilla, porque le han acompañado durante mucho tiempo en su carrera. Poco más. Ni cuándo cayó lesionado, ni tampoco le dieron el alta, si es que la ha recibido. Apareció en la lista de convocados para la segunda ronda copera en Vallecas para volver a desaparecer de los 18 elegidos para recibir al Real Valladolid.

No es el único de los fichajes con continuos problemas físicos. Elvir Maloku sólo ha disputado 71 minutos en liga y 166 en Copa del Rey, competición en la que fue protagonista en segunda ronda anotando el 0-1 en Vallecas. Salió tocado y se perdió el pulso liguero. Lopo o Cordero permanecen en el anonimato desde su último partido ante el Córdoba. El central barcelonés entrenó ayer al ritmo que los futbolistas que no fueron titulares el domingo, mientras que el centrocampista andaluz lo hizo en dinámica a parte, junto con otro lesionado, Gerard Valentín.

Los nuevos no son las unicas víctimas de las lesiones. Son escasos los jugadores del primer equipo que se han salvado de percances físicos. El 63% de los jugadores de la plantilla están o han estado tocados durante estos dos primeros meses de competición. Una plaga con graves repercusiones en el campo de la que se conocen pocos detalles. Ni se trata de contusiones, totalmente fortuitas, o el asunto va más allá y apunta al estado de forma de la plantilla. Que bien podría ser, ya que han tenido un comienzo exigente físicamente con partidos casi cada tres días. Un ritmo difícil de soportar incluso para equipos de Primera división. Pero como la política respecto a los informes médicos es la ausencia de ellos, se puede valorar poco y siempre a posteriori. Para saber qué futbolistas son baja por lesión esta semana hay que esperar hasta el final del partido en Almería. Cuando entre bastidores se consulte sobre la ausencia de uno u otro. Entonces la cuestión médica, indeterminada, sí resurgirá como la mejor de las respuestas. Para evitar males mayores.

De los últimos en desaparecer del mapa es Jean Luc. Uno de los futbolistas más importantes del equipo arrastra un sinfín de problemas físicos y algún que otro personal que le llevó a volar de permiso a su país natal, Costa de Marfil. La última noticia del africano, efímera, resultó ser una imagen en las redes sociales donde aparecía Assoubre tratándose de una dolencia en el tobillo.

La mejor medicina la dio el Sabio de Hortaleza, Luís Aragonés, ganar, ganar y ganar. Es el mejor remedio para todos los males.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También