Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Forza Sandra Rovira

La jugadora ulldeconense de fútbol sala militará esta temporada en el ASD Olimpus Roma de la Serie A Elite, la máxima categoría femenina
Whatsapp
La jugadora de Ulldecona Sandra Rovira, con una bufanda de su nuevo equipo, el Olimpus de Roma. Foto: Cedida

La jugadora de Ulldecona Sandra Rovira, con una bufanda de su nuevo equipo, el Olimpus de Roma. Foto: Cedida

Sandra Rovira (ala de 27 años) ha abierto una nueva etapa en su vida deportiva. La jugadora de fútbol sala de Ulldecona, tras militar en las filas del Perugia Calcio a 5 y el VIS Lanciano, seguirá jugando en Italia, pero esta temporada lo hará en el ASD Olimpus Roma, de la máxima categoría femenina. Este año, la liga, que empezará a principios de octubre, ha cambiado de formado y se llamará Serie A Elite.

Sandra explica sobre esta nueva aventura que «solo pienso en afrontar este nuevo reto con la mayor de las ilusiones, en trabajar duro para dar el máximo, hacer las cosas bien y ayudar al equipo contribuyendo a llevarlo lo más alto posible». La ebrense tuvo otras ofertas de España e Italia, pero se decidió por el equipo romano porque «me pareció un club con una estructura, profesionalidad y organización firmes; con un cuerpo técnico nuevo, pero que cuenta con una gran experiencia; una plantilla equilibrada, prácticamente nueva, muy joven y con mucha ambición y ganas de trabajar, y con un objetivo común: crecer juntos e intentar llegar lo más alto posible».

A nivel personal, la jugadora del Montsià afirma que «la motivación para esta temporada es máxima. Este año se me da la posibilidad de formar parte de una plantilla llena de grandes jugadoras, junto a las cuales puedo crecer aún más. Tengo la confianza del entrenador, el cual me quiere hacer jugar de nuevo en mi posición natural, ala, lo que me da más seguridad y libertad de movimientos, ya que me encuentro más cómoda».

El Olimpus se centrará en la competición liguera, y en marzo, se jugará la Copa Italia, competición en la que participarán los ocho mejores equipos clasificados en la primera vuelta de la liga, y en la que el nuevo equipo de Sandra quiere estar. A pesar de todo, la metodología es «no ponerse objetivos a largo plazo y trabajar día a día».

Por el momento, la ulldeconense comenta que «llevo un par de semanas aquí y me estoy encontrando muy bien; la acogida y la predisposición por parte del presidente, directivos, cuerpo técnico y jugadoras está siendo excepcional, por lo que me están facilitando mucho la adaptación. El ambiente que se respira es muy tranquilo, y eso, aún estando lejos de casa, te hace sentir segura». Igualmente, Sandra explica que «también con las compañeras de equipo con las que comparto piso me encuentro muy a gusto en casa». La jugadora del Montsià destaca que «me han acogido pensando en primer lugar en la persona que soy, y no solo en la jugadora. Un ejemplo, el 26 de agosto, día de mi cumpleaños, me organizaron una fiesta sorpresa para celebrarlo, sabiendo lo difícil que es estar lejos de los tuyos en un día tan importante».

Por otro lado, este año, a parte de jugar, a Sandra se le dará la oportunidad de seguir trabajando en el ámbito formativo, es decir, de adoptar la función de instructora de fútbol sala con los más pequeños. Realizará la tarea de entrenadora con un equipo de niños de diez años, un reto que afronta: «con mucho entusiasmo, ya que me permitirá seguir ejerciendo mi trabajo, el de educadora, y disfrutar con un nuevo grupo de niños, algo que siempre te enriquece».

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También