Deportes Historias tras el balón

Hacia arriba

El gran arranque liguero del CD Morell, que tiene como objetivo el ascenso de categoría a Segunda Catalana, hacía pensar en lo mejor

GERARD VIRGILI

Whatsapp
Hacia arriba

Hacia arriba

Mucho ha llovido desde que el CD Morell tocó el cielo con su histórico ascenso a Tercera División, categoría en la que se mantuvo durante un año y que queda ahora muy lejos. El combinado blanquiazul repite este año en Tercera Catalana después de finalizar prematuramente la temporada anterior en el octavo puesto de la clasificación. Y este debía ser el año de la recuperación. Aunque todo queda ahora en un paréntesis incierto, con la competición suspendida y los equipos a la espera, los morellenses depositaban en esta campaña el empeño del que sabe que puede ir hacia arriba.

Ya quedaron buenas sensaciones al término de la temporada pasada, como cuenta Francisco Palma, presidente del club: «Todo se paró de golpe debido a la pandemia, pero todo estaba empezando a funcionar después de un par de años sin coger buen ritmo o sin tener una visión clara de futuro». Dos semanas antes del prematuro aunque esperado final de liga, el CD Morell encadenó cuatro victorias consecutivas que quizás habrían servido de revulsivo si la competición no hubiera bajado la persiana diez jornadas antes de lo previsto. El presidente explica que la pasada campaña era la primera piedra en el plan del equipo para los próximos años: «No se trataba de una temporada de transición, pero sí que era para nosotros el inicio de un proyecto de cara a este año», cuenta el dirigente. «Ahora hemos añadido algunas caras nuevas a la plantilla que ya tenemos, pero el grupo sigue siendo el mismo».

La cara que estaba mostrando el CD Morell en este tramo inicial de temporada, antes de que se decidiera suspender temporalmente la liga, hacía pensar en lo mejor: se había estrenado con dos victorias en dos jornadas, venciendo al mismo UD Torredembarra que le había ganado la partida en el último encuentro celebrado el año pasado. Interrumpir este buen arranque ha sido un golpe para el equipo, que se encontraba en un gran estado de forma: «Ha sido una pena», asegura Francisco Palma, «porque la plantilla estaba enchufada, estábamos en racha y todo estaba funcionando muy bien».

Y no es solamente la competición la que se ha visto afectada por las restricciones, y es que los entrenamientos también se han suspendido. Palma explica que el campo se encuentra actualmente cerrado: «Ahora no estamos entrenando, y es una lástima teniendo en cuenta lo bien que estaba trabajando la plantilla. De momento, el entrenador está mandando instrucciones individuales a cada jugador para que mantengan el ritmo cada uno por su cuenta».

Cuando se retome la competición, si es que las circunstancias lo permiten, el CD Morell tendrá la vista puesta en las primeras posiciones de la tabla y en la posibilidad de lograr el ascenso. Tiene una plantilla para luchar por ello, un arranque que respalda esta intención y, además, la voluntad de regresar a la categoría a la que pertenece: «Tampoco nos considero favoritos», cuenta Francisco Palma, «pero sí que creo que podemos buscar el ascenso. Desde el club creemos que nuestro sitio está en Segunda o Primera Catalana, y este es el objetivo que nos hemos marcado».

Sin embargo, para el CD Morell no fue tampoco una sorpresa ver cómo se suspendía la competición de forma indefinida: «La evolución de la pandemia es la que es, la situación es grave», afirma Palma, «y por lo que respecta a la salud tenemos que hacer el máximo para prevenir la propagación en la medida de lo posible». Sin fechas marcadas para una vuelta a los entrenamientos, por no hablar de un posible regreso a la celebración de partidos de temporada, cabe suponer que el parón se alargará un poco más. El gran rendimiento del equipo ha quedado a un lado, al menos de momento, mientras no sea seguro para todos volver a pisar el césped. La lucha por el ascenso, por ahora, tendrá que esperar.

Temas

Comentarios

Lea También