Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Hércules a sus pies (Hércules 0 - 3 Nàstic)

Exhibición fenomenal del Nàstic que no notó las siete bajas y superó al conjunto alicantino con total rotundidad. Vicente Moreno regaló una lección táctica y Marcos De la Espada, en dos ocasiones, y Rayco pusieron los goles
Whatsapp
Xisco Campos y Marc Martínez saltan ante la mirada de Pol Bueso, Mossa y Lago Júnior. Foto: J.P. Reina/La Verdad de Alicante

Xisco Campos y Marc Martínez saltan ante la mirada de Pol Bueso, Mossa y Lago Júnior. Foto: J.P. Reina/La Verdad de Alicante

El Nàstic destrozó al Hércules. En todo un Rico Pérez, los granas dieron una lección magistral de fútbol. Exhibición defensiva y contragolpe letal. Una versión imparable de un líder con mano de hierro.

El repaso táctico de Vicente Moreno fue memorable. Planificó el partido a la perfección. Sin importarle las siete bajas. Confiado en que sus hombres, los protagonistas y los actores de reparto, estaban preparados para cualquier tarea. Leyó el choque, incluso con la lesión de Sergio Rodríguez a los 27 minutos, con inteligencia y sus jugadores ejecutaron cada una de sus indicaciones con una clase magistral.

Vicente Moreno se decidió por Molina, pero no para el lateral derecho, sino para el eje de la defensa, con Xisco Campos ocupando el flanco diestro de la zaga. Las preocupaciones en el medio del campo se solucionaron con Cristóbal y Marc Martínez en el doble pivote y Sergio Rodríguez en la mediapunta.

Presentó el Hércules un panorama distinto al del Nou Estadi. Más atrevido y acorde con su estatus. El escenario beneficiaba al Nàstic que, a diferencia de lo que le sucede en el Nou Estadi, aprovechó la primera ocasión que tuvo. Marcos De la Espada cazó el cuero en el área después de una buena acción de Lago Júnior, con participación de Sergio Rodríguez (7’).

Tras el gol el Hércules pasó a controlar el esférico. Mientras el Nàstic esperaba bien plantado en su campo. A la espera de un error rival para correr hacia adelante. Le gusta al Nàstic ese escenario. Se siente cómodo. Lleva muchos minutos de vuelo en estas circunstancias esta temporada.

A los 27 minutos, Vicente Moreno se vio obligado a modificar sus planes. De nuevo, una lesión en pleno partido. Sergio Rodríguez rememoró viejos fantasmas que le han acompañado en el primer equipo del Betis y se rompió. La falta de ritmo de competición le pasó factura. En el Hércules también se retiró por lesión Adri Cuevas. Una baja más decisiva.

Apretaba el Hércules consciente de lo mucho que se jugaba ante el líder. Cristóbal y Marc Martínez se vaciaban en tareas de contención. Cerrando los pases interiores. Un trabajo inhabitual en dos futbolistas de recorrido ofensivo. Estuvieron a la altura. Sacrificándose por la seguridad colectiva. No sufrió el Nàstic que hizo estéril cada posesión local. La primera mitad acabó con una cabalgada de Giner cuyo centro-chut despejó el portero Chema.

Salió con fuerza. Casi a la desesperada el Hércules, que tuvo una buena opción de empatar en un lanzamiento de falta directa de Indiano que despejó Reina.

Toda la fiereza local se rebajó con el segundo gol de Marcos. Contragolpe de manual que inicia Marc Martínez. Habilita a Rayco y el canario asiste, con el pase de la muerte, al delantero de Pollença que coloca el balón al fondo de la red por segunda vez. Efectividad máxima. Dos de dos.

El Nàstic desesperó al Hércules y a su afición, con el paso de los minutos más enfadada, que vieron como los suyos solo disponían de una ocasión de gol, en la cabeza de Portillo que Reina despejó.

Pero quien mató el partido fue el Nàstic. La tuvo Giner, en un contragolpe, que Chema despeja con la puntera. Y la convirtió Rayco en una acción a balón parado. El Nàstic desesperó al Hércules y dio un puñetazo sobre la mesa. Un aviso para navegantes.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También