Más de Deportes

Iván Alcalá emboca su sueño

El vendrellense cogió por primera vez un palo de golf con 4 años. Con 23 ha llegado a ser profesional

José M. Baselga

Whatsapp
Ivan Alcalá e un campo de golf en Madrid.

Ivan Alcalá e un campo de golf en Madrid.

Cogió su primer palo de golf cuando tenía «4 ó 5 años». Su padre ya practicaba el deporte. Entonces a Iván Alcalá, como a muchos niños, también le gustaba el fútbol.

 «Pero cuando empecé la enseñanza secundaria se me daba mejor el golf». Ganó un campeonato y «eso me acabó de animar», explica Alcalá, de El Vendrell y de 23 años.

Con 15 años se tienen sueños. «Ser entrenador, preparador físico, psicólogo deportivo....». ¿Y jugador profesional de golf? Con esa edad es el momento de comenzar a forjarlos.  Iván Alcalà renunció  a ir a la universidad por ese sueño.

«Las familias ricas todavía tienen más fácil el poder jugar a golf». Así que se buscó un trabajo para costearse entrenamientos, horas de campo.... «Trabajé en Decathlon». Para también estar cerca del material de su sueño. Para tenerlo presente.

Entreno duro
Pero ser profesional exige entrenamientos de hasta siete y ocho horas diarias. Tuvo que echar el resto. Dejó el trabajo y buscó el mínimo apoyo. 

Se fue a vivir a Salamanca. Dormía en un albergue y comió muchas latas de atún. La ciudad y el alquiler de los campos era más barato. Allí ya no había marcha atrás. O hacía hoyo o salía la bola del campo. «También lo planteé como una prueba para ver si me gustaba esa vida».

El momento
Golpe a golpe Iván Alcalá avanzaba y mejoraba. El pasado diciembre en un torneo de ranking mundial amateur en Castelló llegó el esperado momento. Se apuntó con la licencia federativa que le sitúa con nivel 36. En el golf el objetivo es jugar campeonatos para bajar ese handicap hasta nivel 1. 

Lo logró en Castellón. Desde ese momento Ivan Alcalá consiguió ser golfista profesional. Ahora entrena en el golf Costa Daurada de Tarragona. Pero tras ese logro en Castelló  vinieron a la mente aquellos campos de Salamanca, el pitch&put de El Vendrell donde pasó muchas horas, las latas de atún, los dolores de espalda, de manos... El sueño.

¿Y ahora? Quizá empiece lo más duro. Ahora el objetivo es llegar  European Tour, que es la primera división de Europa. Hay tres fases y deberá colocarse entre los 40 mejores de unos 2.000 deportistas. «Ahora toca disputar muchos circuitos. Hay muchos campeonatos por toda Europa que  me aportarán experiencia y fuerza mental. Para llegar al European Tour con posibilidades».

Torneos
La primera oportunidad será a principios de febrero en Múrcia. El objetivo: quedar entre los 30 primeros. Esas calificaciones ya pueden aportar algún recurso para pagar las inscripciones de nuevos torneos.

La situación de pandemia dificulta los entrenamientos, así que en los últimos meses Alcalá no ha dudado de golpear las bolas en la playa de Coma-ruga. «No he tirado al mar», puntualiza. Pero muchos de los que le veían le miraban con extrañeza.

«En el golf  llegan pocos arriba. Yo tuve un sueño y peleé» explica Alcalá. Los frutos empiezan a llegar. El sueño de ser profesional está embocado.

Temas

Comentarios

Lea También