Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Jona, el hombre que erró el penalti

El hondureño no transformó la pena máxima con el UCAM que condenaba al Nàstic al descenso
Whatsapp
Instante en el que Jona falla el penalti ante Manolo Reina durante la pasada temporada. FOTO: Nàstic

Instante en el que Jona falla el penalti ante Manolo Reina durante la pasada temporada. FOTO: Nàstic

A Jona Mejía (Honduras, 1989) el destino le puso en una encrucijada. El escenario fue el Nou Estadi y la fecha exacta el 10 de junio de 2017. Nàstic y UCAM se jugaban de manera directa la permanencia. Sólo uno de los dos podía evitar el regreso a los infiernos. Aquella tarde todavía se recuerda con alivio en Tarragona. El ariete hondureño no puede decir lo mismo.

En el marcador reinaba un cero a cero que condenaba a los murcianos y salvaba a los granas. La situación a punto estuvo de dar un giro de 180 grados. Corría el minuto 73 de juego, cuando Xavi Molina derribó a un rival en las profundidades del área. El Nou Estadi hizo un silencio sepulcral. En los instantes siguientes, Jona Mejía y Manolo Reina acapararon todas las miradas. Ambos se iban a batir en un duelo directo. Los papeles de héroe y villano buscaban protagonistas.

El ariete hondureño golpeó el cuero con convicción. Fue una ejecución destinada a desatar el delirio de la afición del UCAM. Sin embargo, emergió la figura de Manolo Reina para destrozar las esperanzas de los murcianos. Se arropó en la intuición. Era el todo o nada. Aquellas centésimas de segundo que ganó le permitieron desviar el esférico cuando ya se colaba por su palo derecho. El meta malagueño llenó de sonrisas el Nou Estadi. Barreiro certificó el descenso del UCAM con un gol en el descuento.

No obstante, la temporada de Jona Mejía a nivel individual fue excelsa. 15 goles y 2 asistencias le situaron como uno de los delanteros más revalorizados de cara al mercado estival. Su nombre aparecía en la mayoría de carteras de los conjuntos de la Segunda División. El Córdoba se lanzó sin miramientos a por el hondureño. Le tenía reservado un papel privilegiado en su nuevo proyecto. Estaba destinado a liderar el arsenal ofensivo de los cordobeses.

Sin embargo, Jona Mejía no está cuajando un buen tramo inicial de temporada. Sergi Guardiola se ha erigido como una dura alternativa para la punta de ataque del Córdoba. Comenzó la temporada siendo titular en los primeros siete encuentros, aportando un tanto y una asistencia, pero en los dos últimos choques ante Alcorcón y Lugo no ha disputado ni un solo minuto.

Este domingo, el punta hondureño quiere volver a la dinámica del Córdoba. Tiene sed de venganza. Enfrente ya no estará Manolo Reina, pero sí que comparecerán en el Nuevo Arcángel varios rostros que salieron

Temas

Comentarios

Lea También