Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Jordi Baquero: 'Mis ahorros son para seguir al Reus'

La aventura de este hincha de 23 años, acompaña siempre al CF Reus fuera de casa

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
Jordi Baquero posa en la Giralda de Sevilla, donde ya espera el día del partido. FOTO: CEDIDA

Jordi Baquero posa en la Giralda de Sevilla, donde ya espera el día del partido. FOTO: CEDIDA

El fútbol sin la pasión de los hinchas resulta crudo. Las estrellas suelen engordar sus egos por las veneraciones continuadas de esos fieles que adoran cada una de sus poses sobre el campo, cada una de sus conquistas. En parte, el fútbol es de los aficionados. Ellos pueden presumir de ese poder indescriptible. El de gestionar su dinero para no fallarle a una fidelidad poco entendible para los que viven ajenos al balón. Cada postura se arropa al respeto.

Para Jordi Baquero, el Reus, su Reus, fue un como un flechazo de adolescencia que ha terminado en una relación casi inseparable. Este chico, oficinista de profesión, cuenta los euros por avanzado para programar viajes y acudir a la llamada del equipo. El histórico ascenso a Segunda División le ha recargado el ánimo. Protagoniza una aventura a corazón abierto cada domingo que el Reus hace las maletas para rendir visita a sus rivales.

Baquero presume ya de un recorrido abundante por la península. Ha disfrutado del Reus en Girona, Alcorcón, Zaragoza, Huesca y ya se encuentra en Sevilla. En la bella ciudad de la Giralda juega casi como en casa. Su hermana reside allí. Su cuñado se ha declarado fan incondicional del Betis. Hasta el punto que, durante estos días, Jordi luce la verdiblanca de Heliopolis por las calles sevillanas. Un decorado perfecto para animar al Reus desde la grada del Pizjuán. No andará muy arropado para cantar a voz en grito. Le importa poco. “Es un año soñado y quiero disfrutarlo al máximo. Voy a seguir hasta el final al equipo”, declara sin contemplaciones.

Su valentía de juventud le permite muchas licencias para esquivar obstáculos.

Jordi no oculta el destino de su hucha. “Mis ahorros son para seguir al Reus. Voy recogiendo poco a poco para poder pagarme los desplazamientos. Es un placer”, reconoce. Hasta el momento la inversión no ha salido del todo mal. Ha visto campeonar a los chicos de Natxo más de lo esperado. Disfruta de un tránsito casi inimaginable en el camino por el fútbol de plata. El reto del Pizjuán, ante el filial del Sevilla, le mantiene alerta. Veremos.


Valladolid, a la vista
Para Jordi Baquero, el buque rojinegro no se detiene. Ya ha imaginado su viaje a Valladolid, para el día de Reyes. De hecho, ya lo ha reservado. Ni el frío supuesto en el Estadio de La Pulmonía, el mítico José Zorrilla, va a helar su entusiasmo. Restan 15 días para ese nuevo reto, lejos de casa. Hoy disfruta de los encantos flamencos de la ciudad hispalense, un lugar con embrujo, apetecible para cualquier alma viajera.

Para los chicos de Natxo, la cara de este hincha incondicional ya no es novedad. Cada vez que alzan la frente para acudir al rincón de su gente, en cualquier lugar del mundo, ahí ven los ojos repletos de orgullo de Jordi.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También