Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Jordi Garcia: 'No puedo bajarme del barco ahora, el trabajo no ha terminado'

El reusense Jordi Garcia, que acaba de renovar como técnico del Vilafranca, quiere competir en Europa la próxima temporada
Whatsapp
Jordi Garcia se expresa durante la entrevista que concedió al 'Diari'. Foto: Alfredo González

Jordi Garcia se expresa durante la entrevista que concedió al 'Diari'. Foto: Alfredo González

Jordi Garcia cerró en 2011 su etapa como jugador en activo en El Vendrell. Ese mismo verano se abrió la primera puerta como técnico para él. El Vilafranca acudió al reusense para diseñar un proyecto ambicioso a medio plazo. Con el objetivo de regresar a la OK Liga y dejar de ser, de una vez por todas, un equipo ascensor. Garcia aceptó el reto. En Vilafranca disfruta de pocos recursos, pero de toda la libertad para el trabajo diario y también para la confección de su plantilla. Su figura va mucho más allá que la de un simple entrenador.

Cuatro años después, el reusense ha cumplido con el cometido. Puso al Vilafranca en el escaparate nacional más hermoso en junio de 2013. Su equipo permanece hoy en la OK Liga. Más o menos consolidado. De hecho aspira a una de las plazas europeas de cara al próximo curso. La CERS culminaría la primera fase del sueño. Hay opciones serias. Garcia lo sabe y no ha querido irse. Su filosofía de renovar año tras año provoca que en Vilafranca necesiten un esfuerzo en la negociación cada mes de febrero. En el pasado no hubo excepción. Garcia aceptó de nuevo. Seguirá en el club del Penedès una temporada.

«Siento que mi trabajo aquí no ha terminado, no puedo bajarme del barco ahora. Empezamos hace cuatro años en Primera Nacional y hemos logrado el reto de ascender y consolidar al Vilafranca en OK Liga. Noto que hay mucha ilusión en el club y en las instituciones de cara al futuro. Jugar la CERS culminaría un proceso duro, pero muy gratificante», asegura el protagonista.

 

La confianza del club

Garcia valora muchísimo la confianza ciega que la junta ha depositado en su figura. «Desde el primer día que llegué la he tenido. Trabajo con total libertad y eso es muy difícil hoy en día. No hay dinero que pueda pagar ese privilegio». Algunos clubs han sondeado la situación del técnico, que siempre ha tenidocomo primera opción mantener su status en Vilafranca.

En la capital del Vi quieren dar un paso hacia adelante en el próximo curso. Garcia ya ha empezado a trabajar en el futuro, aunque no desea descentrarse ni un segundo en las nueve jornadas que restan de OK Liga. Hay una clasificación europea que certificar. Una ilusión que cumplir.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También