Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Fundació rescata al fútbol base del CF Reus

El nuevo proyecto se ha presentado esta tarde ante padres y entrenadores. Asegura la continuidad de las categorías inferiores

Diari de Tarragona

Whatsapp
Alba Mariné

Alba Mariné

Reus abre desde hoy un nuevo camino para su fútbol base. Un camino separado de las perversidades del sistema establecido y de los propietarios peligrosos. La creación de una Fundació para salvaguardar las categorías inferiores del CF Reus ya es una realidad. La grave situación que vive el club, inmerso en una intervención judicial y en plena lucha por intentar afrontar el concurso de acreedores, han provocado que la estructura deportiva con respecto a sus categorías inferiores haya decidido separarse y gestionarse de forma paralela. La idea ha surgido gracias al movimiento de un grupo de personas muy vinculadas a la base, conocedores de la dificultad que entraña crear una cultura como que había adoptado el Reus. 

Xavi Castro, con una consolidada trayectoria como antiguo coordinador, se va a convertir en el presidente de la Fundació. Marc Carrasco se mantendrá como coordinador después del gran trabajo que ha realizado, junto a Iván Taranilla, en las dos últimas temporadas. Xavi Guix, antiguo responsable de comunicación del CF Reus, se ha postulado como secretario. Alfred Arias, Miquel Altimano y Óscar Vallverdú son el resto de patrones del proyecto. Joan Llauradó, Artur Martí y Quim Calatayud son otras personas clave en este entramado.

Por detrás, la colaboración de un grupo de padres y personas con renombre dentro de la entidad, han propiciado que la idea se haya transformado en un ideario ilusionante.

La presentación oficial de la Fundació tuvo lugar en el Auditori Gaudí de la Fira de Reus y fue una especie de homenaje a técnicos y familiares que se han mantenido de pie tras un año insoportable de impagos y falsas promesas del antiguo propietario, Joan Oliver, y del actual, el americano Clifton Onolfo, que tampoco ha pagado una sola nómina desde que llegó a la SAD. Ocho meses sin percibir un euro no han borrado el compromiso de los entrenadores y colaboradores del fútbol base, muy arraigados con el Reus. Ni siquiera los resultados se han resentido. El fútbol base ha logrado completar una de las mejores temporadas de su historia, con el juvenil A, el cadete A y el infantil A en la División de Honor.

A partir de ya, la Fundació gestionará a nivel económico y deportivo las categorías inferiores con una propuesta que, poco a poco, va contando con patrocinios interesantes. Se calcula que el presupuesto puede rondar los 200.000 euros para poder mantener todas las categorías hasta juvenil B y el Genuine. Juvenil A y filial, de momento, no han podido ser incluidos. La creación de esta Fundació dispone del visto bueno del administrador concursal que maneja ahora mismo la Sociedad Anónima Deportiva rojinegra, David López, que a su vez lucha por reflotar un club que ahora mismo parece navegar a la deriva. 

Llenazo y autoridades
La convocatoria para la presentación resultó todo un éxito. Desde hace semanas que los responsables de la Fundació se reunen con las autoridades municipales para consensuar un plan conjunto. El exconcejal de deportes, Jordi Cervera, y el actual alcalde en funciones, Carles Pellicer, han dado el OK al proyecto desde el primer instante, conscientes de la importancia del fútbol formativo para la ciudad.

Los dos se personaron en el Auditori Gaudí para vivir en directo la primera piedra de esta Fundació, que contó además con la participación de todos los técnicos que forman parte de las inferiores y que tanto han sufrido en los últimos diez meses. Su premio es el reconocimiento de una ciudad y de un club que se resiste a caer, a pesar de la nefasta gestión de sus dirigentes.

Temas

Comentarios

Lea También