Más de Deportes

La PRO ya tiene los 40 participantes

Sabadell y UD Logroñes cierran la categoría tras descender de Segunda División

J. MORENO/J. APARICIO

Whatsapp
La PRO ya tiene los 40 participantes

La PRO ya tiene los 40 participantes

La Primera RFEF -o Segunda B Pro- ya conoce a los 40 equipos que formarán parte de ella en una nueva categoría que pretende reducir la distancia entre el fútbol profesional y el amateur y que la próxima temporada vivirá su estreno. 40 conjuntos, entre ellos el Nàstic de Tarragona, que tienen mucha historia y que convierten esta nueva división en una alternativa real a la Segunda División. Esa es la intención y con la lista de equipos que la componen lo cierto es que el deseo se puede convertir en una realidad.

Los últimos en añadirse han sido UD Logroñés y Sabadell que sellaron su descenso de Segunda División este pasado domingo y se unieron así a Castellón y Albacete, los otros dos descendidos de la categoría de plata.

Los 40 equipos participantes son los siguientes: Algeciras, Betis Deportivo, Linares, Linense, San Fernando, Sanluqueño, Sevilla Atlético, Andorra, Barcelona B, Cornellà, Llagostera, Nàstic, Castilla, Atlético Baleares, Racing de Santander, Albacete, Talavera, Cultural, Unionistas, Valladolid Promesas, Zamora, Badajoz, Extremadura, Celta B, Deportivo, Racing Ferrol, Castilla, DUX Internacional, Majadahonda, S.S. Reyes, UCAM Murcia, Tudelano Bilbao Athletic y Real Unión.

A la espera de que la Real Federación Española de Fútbol configure de manera oficial los dos subgrupos, el grupo norte y sur estaría formado por un total de 40 equipos, 20 en cada grupo.

Un grupo norte muy exigente

Así pues, el Nàstic tendría como 19 rivales en el grupo norte a Deportivo de la Coruña, Racing de Ferrol, Celta B, Cultural Leonesa, Racing de Santander, Zamora, Valladolid Promesas, Unionistas, SD Logroñés, Tudelano, Calahorra, Bilbao Athletic, Real Unión, Andorra, Llagostera, Cornellà, Barça B, Sabadell y UD Logroñés.

En otras palabras, cuatro filiales, muchos conjuntos históricos y otros clubes humildes que gracias a la estabilidad de sus proyectos se han logrado meter en una categoría que exigirá saber volar en las alturas.

El formato de competición tampoco está oficializad, pero consistirá en un total de 38 jornadas en cada grupo, a doble vuelta. El campeón de cada grupo ascenderá directamente a Segunda División. Del 2º al 5º clasificado, juegan un playoff de ascenso donde no habría tanda de penaltis, por lo que en caso de empate, pasaría el equipo con mejor puntuación. Del 16º al 20º clasificado bajarían a la Segunda RFEF.

Lo que todavía se desconoce es por donde se podrán seguir a nivel televisivo estos partidos. Fuentes de la RFEF confirman que hay ofertas para emitir el contenido de la PRO, pero que todavía no hay nada cerrado.

En todo caso, la importancia de la venta de los derechos televisivos es fundamental, ya que supondrá una buena inyección de dinero a los equipos participantes y se espera que sea muy superior a la que percibía cada club en la categoría de bronce hasta el momento.

La Segunda B Pro está más cerca de echar a rodar y todavía quedan una serie de incógnitas por resolver, pero lo más importante, los equipos, ya están definidos. Una nueva categoría de bronce nace y su atractivo ilusiona. El barro ya no será tan barro, o en eso se está trabajando. Así sea.

Temas

Comentarios

Lea También