Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

‘La Titan Desert es una prueba mágica’

Entrevista a Josep Betalú, doble campeón ampostino de la prueba en el desierto africano

Vicky Maigí

Whatsapp
En la imagen el ampostino Josep Betalú (en medio), ganador de la Titan Desert

En la imagen el ampostino Josep Betalú (en medio), ganador de la Titan Desert Foto: Cedida

El ampostino Josep Betalú (BMC Arpo), de 39 años, vivió hace unos días uno de los momentos más especiales en su carrera deportiva, al ganar por segunda vez consecutiva la prestigiosa y exigente Titan Desert, cita de más de 600 kilómetros dividida en seis etapas. El ebrense valora para el Diari la experiencia. 

- ¿Qué significa para usted ganar por segundo año consecutivo la Titan Desert?
- Significa estar en el mapa, ser un corredor más sólido y que hay que tener en cuenta. Se puede decir que soy más referente.

- Al final sólo le separaron 35 segundos de Roberto Bou...
- Esto es algo relativo, porque el penúltimo día, cuando le lleva cuatro minutos, al final, una mala navegación hizo que perdiera tiempo. Y si en la segunda etapa no hubiéramos especulado, le hubiera podido sacar mucha más ventaja.

- ¿Donde estuvo la clave de su victoria?
- La clave fue estar más fuerte físicamente que mis rivales. Mi rival directo llevó muy bien la navegación, pero en el aspecto físico fui mejor. 

- ¿Cual fue la etapa más dura?
- La de navegación; empecé mal pasando por unas dunas y perdí bastante tiempo que, afortunadamente, después pude recuperar hasta ganar la carrera.

- Detrás de una cita tan exigente seguro que hay una enorme preparación.
- Llegué un poco justo de competición a la Titan Desert, y esta prueba la tienes que afrontar fresco mental y físicamente. Conforme fueron pasando los días  me fui encontrando mejor y pude ser primero. Se trata de una competición muy especial que hay que preparar con cuidado. No hay montaña, pero hay dunas que casi son peores que los puertos. Hay que hacer entrenamientos largos y constantes para llegar en buenas condiciones.

- ¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de la carrera?
- Lo mejor ganarla y lo peor hubiese sido perderla. La Titan son pequeños momentos. En la segunda etapa especulamos para ganar y perdimos mucho tiempo. Para la próximas ediciones ya sé que en las tres primeras etapas hay que ir al máximo para poder eliminar rivales si es posible. Al final la prueba pone a cada uno en su sitio, pero sobre todo hay que ser regular y, si un día pierdes tiempo, al siguiente hay que recuperar, como hice yo, y para eso se necesita estar bien de piernas.

- Han sido importantes sus compañeros de equipos en esta edición de la Titan...
- Lo he pasado muy bien con ellos. Estuvieron conmigo Aitor Hernández, un ciclista profesional que ha corrido las grandes vueltas, y Raúl Hernández, que acumula mucha experiencia en la Titan Desert.  Es importante tener a alguien con quien hablar cuando acaban las etapas y de esta manera la semana se pasa mejor, se hace todo más ameno. 

- Imagino que también recibió el apoyo de sus familiares y amigos...
- Sí, recibía su apoyo, y ellos me brindaron una recibimiento muy bonito. Sus ánimos ayudan, aunque también es verdad que cuando hay adversidades me crezco y saco lo mejor de mí mismo.

- ¿Volverá el año que viene?
- Sí, y mejor preparado, porque cada año la Titan se especializa más. En esta edición, algunos equipos han preparado muy bien el tema de la navegación, aspecto que debemos mejorar y preparar mejor para el 2018. Además, este año todos llevaban pneumáticos más gruesos que los míos. 

- ¿Qué tiene la Titan Desert que atrae tanto?
- La Titan es mágica. Se trata de una carrera muy bien montada en la que participan profesionales y amateurs. El desierto es imponente y cuando llegas y lo ves en tres dimensiones te quedas en silencio. Pasar por las dunas, por pistas en las que no ves el horizonte...te pone la piel de gallina. Aconsejo a todos los ciclistas que participen en esta competición por lo menos una vez en sus vidas. 

- Heras tiene cuatro victorias en esta carrera y usted dos. ¿Lo puede igualar o superar?
- Si. Cuando ganas una prueba importante lo complicado es llevarse la primera edición; la segunda también lo es, pero no tanto, si se trata de una cita que se adapta a tus características. Hay que ser un corredor con mucha capacidad de sufrimiento, constante, regular y con mucha inteligencia para gestionar la carrera. No hay que ponerse nervioso y ser técnico en las zonas con arena. Tienes que ser muy completo. El año que viene volveré a ser candidato a ganar. Si me siento bien física y mentalmente es asequible una tercera victoria.

- ¿Ahora toca descansar?
- No, mañana cojo un avión hacia Costa Rica y allí correré algunas competiciones. El año pasado, después de ganar la Titan paré y disfruté el éxito, pero ahora tengo muchos compromisos y hay que aprovechar el momento.

Comentarios

Lea También