Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La juez desestima la demanda de Molet contra el Reus Deportiu

El exjugador rojinegro reclamaba 21.128 euros por distintos conceptos de sus dos últimas temporadas en la entidad
Whatsapp
Jordi Molet, durante uno de sus partidos con el Reus Deportiu en el Palau d'Esports. Foto: Alba Mariné

Jordi Molet, durante uno de sus partidos con el Reus Deportiu en el Palau d'Esports. Foto: Alba Mariné

El Juzgado de lo social número 1 de Reus ha desestimado la demanda que Jordi Molet interpuso contra el Reus Deportiu reclamando diversas cantidades económicas de sus dos últimas campañas como jugador de hockey del club rojinegro (2011-12 y 2012-13). El fallo absuelve también a la presidenta de la entidad, Mònica Balsells, y al vicepresidente Pere Rubio, a quienes también había demandado, «por falta de legitimación pasiva».

Molet reclamaba 21.128 euros en total: 18.000 correspondientes a las mensualidades de enero a junio de 2012 (a razón de 3.000 euros cada una); y otros 3.128 en concepto de diferencias salariales de septiembre de 2012 a junio de 2013, además de un 10% en intereses de demora.

Respecto a las mensualidades reclamadas la juez las desestima en su sentencia argumentando que según consta en la vida laboral de Molet, éste no fue dado de alta en la Seguridad Social hasta el 1 de septiembre de 2012 (ya con la junta directiva presidida por Balsells que había accedido al cargo a finales de 2011, tras ganar las elecciones el 25 de noviembre de aquel año). Por contra los contratos anteriores (acordados desde 2007 con el anterior presidente, Joan Sabater, suegro del propio jugador) no fueron registrados en el INEM ni dados de alta en la Seguridad Social, ni tampoco se le aplicaban retenciones de IRPF, según consta en el escrito.

Añade la magistrada que Molet reconoció en su interrogatorio «que lo que cobraba del club antes del 1 de septiembre de 2012 no era nómina», tras muchas reticencias a explicar la forma de cobro. Sus ingresos declarados correspondían a la actividad económica de «material deportivo».

Acerca de las diferencias salariales la juez considera probado que el Reus Deportiu pagó, mediante transferencias bancarias, las cantidades reclamadas por el jugador, quien desde su salida del club rojinegro milita en el Cronenberg alemán.

El fallo, con fecha 9 de diciembre de 2014, advierte que la sentencia no es firme y que cabe contra la misma recurso de suplicación ante la sala de lo social del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya dentro de los cinco días siguientes a su notificación a las partes. Se desconoce aún si Molet ha decidido recurrir la decisión de la juez.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También