Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La nueva propiedad del CF Reus no conocía el compromiso de Oliver con los jugadores

El antiguo propietario firmó un documento conforme hoy, antes de las 23.59 horas, futbolistas, cuerpo técnico y empleados deben cobrar sus nóminas

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
Los jugadores del CF Reus volvieron este martes al trabajo en el anexo del Estadi. FOTO: CF Reus

Los jugadores del CF Reus volvieron este martes al trabajo en el anexo del Estadi. FOTO: CF Reus

La llegada de la nueva propiedad americana al CF Reus ha despertado esperanza en el entorno del club y cierto recelo fuera de él. También muchos problemas añadidos del pasado. Entre otros, un documento que Joan Oliver firmó a los jugadores la pasada semana, en la que se comprometía a pagar las nóminas pendientes a futbolistas, cuerpo técnico y trabajadores del club este miércoles. La nueva propiedad del Reus no conocía la existencia de este documento y trabaja contra tiempo para inentar encontrar la solución.  

Antes de las 23.59 horas, los futbolistas y el resto de trabajadores de la entidad deben haber cobrado. Sino es así, los jugadores de la primera plantilla tienen la posibilidad de quedar libres, tal y como les prometió hace justo una semana el anterior propietario. Un problema añadido al desembarco de Onolfo y Platt.

Por otro lado,  en las últimas horas varios medios han publicado sobre la posibilidad de que existiera en el contrato de compra una cláusula de salida para los americanos en caso de que el juez descienda al CF Reus a Segunda B cuando falle sobre el expediente administrativo que el club tiene abierto por los impagos. El juez debe fallar en los próximos días.

Desde el club no se cree que exista esa cláusula liberatoria y se niega que esa posibilidad sea real a estas alturas. Cabe descatar que los dos nuevos propierarios, Clifton Onolfo y Rusell Platt no solamente quieren hacer negocio con el fútbol. También desean realizar inversiones en el territorio. En todo caso, desde ayer mismo, cuando se hizo oficial el cambio de rumbo de la SAD, en las oficinas rojinegras se acumuló el trabajo. Y es que el CF Reus debe luchar contra muchos problemas y solucionarlos en poco tiempo ante la urgencia de su situación.

Otro punto clave de todo este proceso de renovación es Madrid. Los nuevos inversores deben confirmar ante el Consejo Superior de Deportes ese cambio de propiedad y luego presentar su proyecto a LaLiga para convencer al estamento que regula el fútbol profesional de que la propuesta es viable y solvente.

De ahí que las operaciones de papeleo para cumplir con todos los plazos se están haciendo entre el vértigo que supone disponer de poco tiempo. Joan Oliver firmó la venta del club la madrugada del domingo al lunes a las 3.00 horas. Desde entonces, el Reus corre para llegar a tiempo a todos los frentes.

Sin jugar en Albacete
Si no hay cambios muy sustanciales antes del domingo, el Reus va a cumplir su segundo fin de semana consecutivo sin poder competir en Segunda División. LaLiga suspendió de forma cautelar el partido del domingo en el campo del Albacete.

Temas

Comentarios

Lea También